En la actual Sociedad-Red en la que vivimos, el buen uso de las redes sociales y el thick data puede marcar la diferencia entre una campaña exitosa y un fracaso rotundo.

En pleno siglo XXI la era de las campañas políticas repartiendo volantes y dando discursos por la televisión ha quedado en el pasado. Nuevos sistemas y estrategias han surgido para generar interés en los potenciales electores, quienes cada día están más inmersos en los medios electrónicos y en la globalización y tienen menos tiempo para leer amplios análisis políticos o para escuchar extensos monólogos. Entre esas estrategias la más importante es justamente la Tecnopolítica, ¿habías oído hablar de ella?


Cuando se habla de Tecnopolítica se trata del uso de las redes sociales, las telecomunicaciones y el internet para el activismo, la comunicación y la política. La Tecnopolítica ha crecido exponencialmente con cada campaña electoral, ya que ahora más que nunca el éxito o el fracaso de la misma depende mucho de los medios digitales. Una persona usa su Smartphone unas 200 veces al día, con un 90% de este uso dedicado exclusivamente a revisar las redes sociales. El Twitter, Facebook, Whatsapp, Instagram, y demás redes han pasado a ser medios de comunicación que están disponibles 24/7 y en los que además puedes elegir tu programación y participar en el debate.

Contar con una estrategia de marketing digital es una necesidad clave para marcar la diferencia entre una actividad política infructuosa y una verdadera campaña, ya que ofrece ventajas arrasadoras sobre las demás estrategias. Se trata de transformar los escenarios a nuestro favor: si nos enfrentamos a una sociedad que ahora ocupa la mayor parte de su tiempo frente a la Tablet o el celular, lo que conviene no es intentar disuadirlos de esta actividad, sino pasar a formar parte de esa misma comunidad y convertir estos nuevos medios en espacios para la difusión y recepción de información que beneficie a la campaña, utilizando los mismos formatos –imágenes, gifs, videos− que ya son populares y que se hacen virales con un par de clicks.

TecnopoliticaEntre los aspectos más importantes que caracterizan a una campaña electoral en medios digitales se encuentra la oportunidad invaluable de generar relaciones más directas con el público. Los medios tradicionales como la televisión, la radio, el periódico y los panfletos eran medios unidireccionales; cuando éstos eran los únicos recursos disponibles, los directores de campaña decidían qué información se iba a comunicar y ésta se hacía llegar a los potenciales votantes con la esperanza de que fuese bien recibida.

Ahora es diferente; los blogs, páginas webs y redes sociales permiten un feedback; la gente no sólo lee o escucha lo que los políticos tienen para decir, sino que además tienen la posibilidad de contestar, hacer preguntas y propuestas, y muy al contrario de ser esto algo negativo, si se sabe dirigir y sacarle provecho, es la única manera eficiente de generar cercanía y contacto con todos los electores. Escuchar propuestas y solventar dudas sobre tu campaña genera confianza, empatía y seguridad en la gente, lo cual es el factor más determinante en cualquier contienda política.

Donald Trump, por ejemplo, estaba consciente de la importancia que podía tener este recurso sobre los resultados electorales, y es por esto que el actual presidente de los Estados Unidos gastó alrededor de 70 millones de dólares mensuales en publicidad y marketing digital para su campaña. Pero considerando los resultados, tal parece que fue una buena inversión ¿no lo creen?

Tecnopolitica y acceso a internet en LatamSolamente en Latinoamérica la penetración del internet supera la media mundial. Un 67% de la población total tiene algún tipo de acceso a internet, y estos números crecen día tras día. En nuestra sociedad tecnológica, el buen uso de las redes sociales y la data analysis puede marcar la diferencia entre una campaña exitosa y un fracaso rotundo, lo cual se pudo apreciar también en la campaña presidencial del segundo mandato de Barack Obama, quien junto a un equipo dirigido por un empleado de Google y el ex CEO de Facebook, crearon una campaña de marketing tan exitosa que viralizó el famoso Yes we can y aseguró su estadía por cuatro años más en la casa blanca.

El activismo digital ya se encuentra circulando entre los principales servicios de mensajería digital del mundo, como lo son Whatsapp y Telegram. Acciones simples como la difusión de mensajes, las famosas cadenas, e incluso los memes políticos sirven para llevar la información y mantener la comunicación política en constante movimiento. Los beneficios del marketing digital apoyado en la Tecnopolítica para las campañas electorales son MASIVOS, por lo que ¡ha llegado la hora de romper esos viejos esquemas y comenzar a imaginarnos todas las campañas políticas como parte de las historias de Instagram y de las notificaciones en el Smartphone de los millones de usuarios a los que usted está a punto de alcanzar!

Y si aún te quedan dudas, aquí tres posts recomendados en la misma línea:

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir