Ni en computadoras ni en celulares nos libramos de virus y aplicaciones maliciosas, la máxima, usar el sentido común y no instalar nada que no tengamos certeza de su procedencia.  Instalar por instalar, descargar por descargar, garantía de virus, troyanos y problemas.

Los virus y las aplicaciones maliciosas han sido un problema desde que existen las computadoras, y los celulares no se salvan de ser infectados, aunque no de la forma tradicional. Muchas de las veces que una aplicación maliciosa entra en un celular es posible desinstalarla, pero aun así no es tarea fácil. Hoy te enseñaré un poco de lo que pueden hacer estar aplicaciones y algunos métodos para evitarlas.

Aplicaciones maliciosas

Cuando hablo de aplicaciones maliciosas, me refiero a un tipo de app que se aloja en tu celular y puede parecer inofensiva, pero comienza a recopilar información sobre ti. Lo que haces, las aplicaciones que usas, lo que buscas en internet, todo esto con el propósito de luego enviar dicha información a un servidor y usarla para cualquier tipo de fin, que puede incluir ser vendida a agencias de publicidad o ser usada por gente malintencionada con fines de estadística o rastreo. Y no olvides lo básico: El negocio de las apps gratuitas. Eres tu y tus contactos.

Este tipo de aplicaciones pueden variar en cuando a tipo, funciones que ofrecen y peso, por lo que identificarlas es un problema. Sin embargo, hoy traigo varios tips que podrían ayudarte a evitar tener contacto con alguna de estas aplicaciones maliciosas.

 

Tips para evitar la instalación de una aplicación maliciosa

En la mayoría de los casos, este tipo de aplicaciones maliciosas se instalan al momento de uno estar instalando otro programa. Sin darte cuenta podrías estar permitiendo el acceso a dos aplicaciones o más cuando sólo intentas utilizar una.

Para evitar esto, es necesario revisar todas las opciones que te aparecen al momento de instalar un programa, porque siempre estará por allí la casilla para desactivar la instalación de cualquier otra aplicación.

Otro consejo es no instalar aplicaciones de terceros. Los sitios más seguros y donde existe menos probabilidad de instalar una aplicación maliciosa es en las tiendas oficiales de cada sistema operativo. Para Android está la PlayStore y para Apple (iOS) está la Apple Store.

Leer los review siempre ayuda también. En las opiniones de las otras personas que probaron el programa podemos encontrar con facilidad información sobre si un programa es beneficioso, o si es un programa malicioso. Las aplicaciones que tengan malos review son menos descargadas, así como las que tienen mejores review se mantienen en el top de usuarios.

Si hay alguna señal sospechosa, preguntar a algún amigo puede salvarte de quedar infectado. Tus amigos son una fuente rápida de comunicación, y si le enseñas o le preguntas sobre alguna aplicación en particular seguro podrán comentarte los beneficios y desventajas que ofrece o prevenirte de malas experiencias que han tenido.

Otro aspecto que te protege del malware son las configuraciones del teléfono. Un punto negativo para esos que se creen expertos en android y que terminan desactivando funciones cruciales de seguridad. Android trae por defecto algunas opciones de seguridad ya configuradas para evitar cualquier intrusión sorpresa.

Y por supuesto, no te quedes con lo que te diga la primera página web o publicidad sobre una aplicación “recomendada”. Antes de descargar e instalar realiza aunque sea una breve investigación. Lee el nombre de la aplicación y busca en Google información sobre ella de al menos 3 o 4 fuentes diferentes.

 

Repercusiones de las Aplicaciones Maliciosas

Con la intención de que realmente pongas interés en proteger tus dispositivos móviles frente al malware, acá te presento algunas de las desagradables y terribles cosas de las que son capaces las aplicaciones maliciosas:

  • La cantidad de información que una aplicación puede obtener de tí varía de app en app. Algunos registran el correo y la edad, para ser usados luego en el envío de spam por el correo electrónico, o espían lo que escribes en los buscadores para luego enfocar su publicidad en ti o tus redes sociales. Los más peligrosos son los que buscan cualquier tipo de información referente a tarjetas del banco, cuentas bancarias, claves de acceso a aplicaciones y cuentas.

  • Otros te pueden rastrear la ubicación, averiguar exactamente donde te encuentras, permitiendo planificar visitas inesperadas, extorsión o secuestro ¿Peligroso, verdad? Algunas aplicaciones han tenido acceso a la galería, a todas las imágenes del teléfono, o a documentos u otro tipo de archivos. Accediendo a documentos privados o imágenes comprometedoras manipulan a las víctimas y cobran una cantidad de dinero para no revelar nada.

Lo más importante es detener este tipo de aplicaciones de seguir siendo rentables, y eso lo hacemos estando pendiente de las cosas que instalamos y qué no, de cuáles programas intentan pasarse por un programa de buena calidad para ingresar programas secundarios, o cuales terminan siendo publicidad engañosa y no ofrecen lo que prometieron. Si sigues todos los consejos aquí escritos y estás alerta cada vez que instales una aplicación, aumentas tus probabilidades de estar fuera del alcance de las aplicaciones maliciosas.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.