Tras más de 20 años de experiencia, mucho trabajo de investigación, experiencias vividas y reflexiones numerosas con colegas del sector, son tres las claves fundamentales que necesitas en cualquier campaña electoral que quiera ser exitosa.  Aquí te contamos y desarrollamos las tres.

Constantemente vemos personas lanzarse a una candidatura, con un gran proyecto y una sólida trayectoria, y después de darlo todo, igual queda aplastado en las urnas, muchas veces por gente menos experimentada y con propuestas menos factibles, ¿por qué sucede esto?

No hay nada que me frustre más que ver grandes candidatas y mejores personas que son desconocidas por la población, o su partido está muy descalificado, o lleva consigo cualquier otro negativo y… no logra conectar con la ciudadanía.

Puede parecer una batalla injusta, pero muy a menudo para triunfar en la política no se trata de ser el más confiable, sino tener astucia a la hora de ejecutar la campaña electoral. En este campo son importantes los ideales, pero aún más importantes son los recursos que utilices para contagiar con esos ideales a los electores, los medios que utilices para darte a conocer, ¡incluso las palabras elegidas para presentar tu proyecto pueden marcar una gran diferencia!

Este post es una continuación a otro que recibe bastantes visitas y que escribimos hace un par de años, por lo que requería unas pequeñas actualizaciones.  Si aún no lo has leído, te invito a hacerlo antes de continuar 😉

Tres claves para ganar una  campaña electoral:    Candidato + Programa + Estrategia

A continuación te actualizo las tres claves fundamentales que tienes que seguir para asegurar tu triunfo en las próximas campañas electorales 2019 o campañas electorales 2020.

Obviamente hay que tener un candidato o candidata, pero ¿cómo ha de serlo? ¿Tiene usted todas las características necesarias para ser un rival poderoso en esta contienda?

Como ya dijimos, para ser visto como una buena opción para el electorado hace falta mucho más que una ideología y un conjunto de propuestas. La persona que se aventure a representar una candidatura para estas próximas campañas electorales 2019, o las venideras campañas electorales 2020 o 2021, debe cumplir con una serie de características como por ejemplo:

  • Un pasado intachable que incluya estudios y empleos que corroboren su aptitud para el cargo al que se está postulando.

  • Carisma innato, para que sea del agrado de las mayorías.

  • Facilidad para el discurso oral ante grandes multitudes y ante las cámaras.

  • Originalidad y perspicacia para “venderse” a sí mismo y sus ideas ante el electorado.

Una vez conseguido un candidato o candidata que cumpla con todos estos requisitos, es hora de conformar el equipo de trabajo para la campaña. Los dos cargos más importantes y que deben ser nombrados en primera instancia son el director o jefe de campaña y el coordinador de campo, que se encargarán de múltiples tareas esenciales como planificar los tiempos de campaña, comunicarse y recibir tareas del gabinete del partido o campaña, reforzar los contactos internos y externos que puedan aportar a la campaña con cualquier recurso, contactar medios de comunicación, manejar las relaciones sociales, conseguir voluntariado para promover la campaña, y una de las tareas más importantes: hacer el presupuesto de la campaña y asegurar la financiación.  ¡SIN DINERO NO HAY CAMPAÑA!

Otro personaje importante para el equipo de campaña será el tesorero o tesorera, el cual organizará y se hará responsable de los fondos asignados para la campaña, y se asegurará de que se utilicen para lo que estaban destinados, por lo tanto debe ser una persona con conocimientos en contabilidad o gerencia y de reconocida honestidad.

La cuidadosa elección de estas cuatro posiciones marcará la diferencia en la eficiencia de su campaña, y se recomienda organizar al equipo de una manera vertical, es decir, que apueste por la distribución de tareas por escalafón de responsabilidades. Esta organización permite la resolución rápida de conflictos en los momentos más cruciales de la campaña.  ¡EN UNA CAMPAÑA NO EXISTE LA DEMOCRACIA O EL CONSENSO! no es por casualidad que se usen términos militares para definir todos los procesos y actores.

  • 2. El Programa Electoral

El programa electoral puede ser el gancho para ganarse la preferencia de los electores en las venideras campañas; y es por esto que dicho programa debe ser maquinado en función de las mayores necesidades que tienen sus electores.  De cualquier manera no olvides que al final, los programas deben ser sintéticos y accesibles por la mayoría de la ciudadanía, pues son muy pocas las personas que se leen los programas en su totalidad, más si éstos son enormes panfletos ideológicos, completamente alejados de la realidad de la ciudadanía.  ¡OLVÍDATE DE MANIFIESTOS IDEOLÓGICOS, SINTETIZA Y HAZLO ÚTIL PARA LAS PERSONAS!

Este programa es básicamente un esquema de trabajo que te comprometes a llevar a cabo cuando tomes posesión del cargo al cual te estás postulando. Para elaborarlo es necesaria la investigación y realizar un cuidadoso análisis de qué es lo que los electores quieren. Toma como base los resultados de la gestión anterior en el cargo al que aspiras. ¿Cuáles fueron los logros? ¿Cuáles fueron las carencias? Los electores aspirarán a que se continúen los proyectos que fueron beneficiosos y que se apliquen correctivos a las promesas incumplidas y a las fuentes de corrupción.

Si aspiras a la reelección, o representas al mismo partido que ya se encuentra a cargo, es muy importante asumir el programa electoral desde un punto de vista receptivo y de autocrítica. Reconocer fallas mientras que se plantean estrategias efectivas para mejorar los resultados de la gestión anterior.

Con todo esto en la mira, fabrica un programa de gestión con puntos específicos, fácil de entender, que apunte directamente a cuáles problemas van a abordarse y cuáles son los proyectos que se pondrán en marcha para solucionarlos. Otorga importancia a los proyectos a corto plazo. La gente se interesa en elegir a aquellos candidatos que aparenten tener la capacidad de dar respuesta a los conflictos con rapidez.

  • 3. La Estrategia de Campaña

Y llegamos a este tercer punto clave para la campaña: la estrategia.

La estrategia de campaña es lo que te diferenciará del resto de [email protected] aún cuando las propuestas sean muy parecidas. Esto será lo que determine a cuántas personas llega tu mensaje y con qué eficiencia. Si la gente realmente quiere escuchar las propuestas o no, y si las hace suyas.

En la estrategia se aborda la forma de elaborar tu discurso. El discurso político debe enganchar en poco tiempo y venderlo como la mejor opción entre todas. Para ello, concéntrese en responder con precisión a estas tres preguntas concretas:

  • ¿Por qué quieres ser elegido?

  • ¿Qué te convierte en una mejor opción frente a tus oponentes?

  • ¿Cuáles serán sus principales políticas y proyectos al tomar el cargo?

La estética de la campaña y la imagen del candidato son también parte de la estrategia. Estudia a tus electores y detecta qué tipo de candidatos aspiran a que los represente: un candidato de origen humilde, asociado al pueblo, o un candidato erudito con extensos logros, asociado a la sabiduría y al éxito; escoge tu atuendo de acuerdo a esto. Los colores son fundamentales para que los electores se conecten con la campaña, al igual que los logotipos y los eslóganes. Escoge diseños fáciles de recordar y de reproducir.

Otra parte de la estrategia es llevar concienzudamente los tiempos de acción. Evaluar cuándo causará más efecto tu entrevista, ¿antes o después de la rueda de prensa del adversario? Saber cuándo es buena idea actuar y cuándo es necesario quedarse en la retaguardia para evaluar la respuesta que se va obteniendo de los electores y reformular la estrategia.  ¡NO OLVIDES UNA MÁXIMA EN LA COMPOL, SIN ESTRATEGIA, SOLO HAY IMPROVISACIÓN Y OCURRENCIAS!

Y por último lo más importante: tus medios de difusión. Ya se acabaron los tiempos de repartir panfletos y besar bebés. Ahora la forma de llegar a las masas es a través de los sistemas de mensajería instantáneo y las redes sociales. Interactuar con las cadenas de mensajes; los gifs y los memes son tus mejores amigos. La propaganda en páginas como Facebook e Instagram se multiplica exponencialmente por cada persona que la comparte, aprovéchela. Esto por supuesto sin dejar de utilizar las clásicas entrevistas televisivas, programas radiales y columnas en los diarios.  ¡LAS REDES SOCIALES SON UNA MAGNÍFICA FORMA DE IMPACTAR EN LA AGENDA INFORMATIVA Y ENTONCES SI, LLEGAR A TODAS LAS PERSONAS!

Estas tres claves encierran todo lo que necesita su campaña para ser exitosa. Ponga en práctica estos consejos y estará listo para llevar la delantera en las campañas electorales 2019 y 2020. ¡Nos vemos en las urnas o en algunas de esas campañas!

Y si aún te quedan dudas, aquí tres posts recomendados en la misma línea:

 

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

1 comentario

Carlos García · 10/09/2018 a las 5:11 PM

Polemico el articulo, ese es el deber ser para ganar una campaña electoral en la pura teoria, porque en la practica de la vida real, juegan un papel muy pero muy determinante otros factores, sobre todo en los paises de la region latinoamericana, con una ideosincracia muy diferente a la Americana o Europea, es mas en algunos paises, mientras mas populistas son los candidatos mas chance de ganar tienes…Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.