Soy un apasionado del conocimiento libre, así como un convencido de la economía colaborativa, entendiendo la misma como una aplicación más de lo que supone la Sociedad del Conocimiento y la eliminación de intermediarios.  Sumado a que si por ejemplo compartes coche, casa o cualquier otro servicio suele ser gente con mentalidad abierta, extrovertida y que suele tener temas interesantes que compartir (siempre he tenido buenas experiencias).

La economía colaborativa permite la interconexión de particulares y por lo tanto permite el viejo modelo del trueque, ahora sin limitación física. Es el sector que más crecimiento experimenta, según la revista Forbes, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) calculó que el consumo colaborativo generó el año pasado 26 mil millones de dólares en el mundo y dejó beneficios por 3 mil 500 millones.

Y aunque pudiera parecer que todo es bueno, también es cierto que la economía colaborativa puede convertirse en una nueva manera de generar desigualdad, de fomentar más el control de las transnacionales y de inseguridades por la falta de regulación, algo que realmente está generando mucha desinformación, polémica e incluso, por no decirlo, competencia desleal.  Creo que en este sentido, juega un papel importante la ley de la fractura y la lentitud de las administraciones públicas para acometer procesos disruptivos.

En mi caso, soy un usuario activo de este tipo de servicios, de Uber durante mis estancias en otros países (principalmente México donde soy un usuario muy frecuente), AirBnb o Blablacar entre otros muchos, y de nuevo, la inteligencia colectiva es la mejor manera de proporcionar garantías y confiabilidad al usuario.  Hay muchos más en el portal consumocolaborativo pero hoy me quería referir a Uber, un servicio que hasta hace muy poco recomendaba encarecidamente.

Para mí Uber es un servicio seguro, cómodo y económico, de hecho, hay muchos países donde puede no ser seguro tomar un taxi en la calle, y saber que tienes alternativas con mejores prestaciones ayuda. Sin entrar mucho en el debate uber vs taxi, siempre explico mis razones por la que recomendaba usar uber:  es un servicio cómodo, más económico que un taxi, más seguro, vas en un coche más cuidado (hay taxis que realmente da miedo incluso subirse) y el conductor suele ser una persona amable, que te ofrece agua, te escucha e interactúa.

Por eso, tanto en República Dominicana (casi desde que empezaron) como en Chile, también usé UBER sin problema alguna.  Sin embargo, en Costa Rica todos son problemas, uno tras otros, y algunos tan esperpénticos como que el conductor se llevó a otra persona en lugar de a mí 🙁 o que no me apliquen ninguna de las promociones que ofrecen.

He intentado comunicarme en reiteradas ocasiones con UBER y las respuestas son principalmente robotizadas, pero lo que realmente me perturba es la respuesta que han hecho en las redes sociales, la denominada estrategia del avestruz, osea, me han bloqueado:

Uber Costa RicaSe que realmente no sirve para mucho, pero aún así, también lo estoy escribiendo en su página:

Llevo usando Uber de forma intensiva en un montón de países, aunque principalmente Uber D.F Por eso, es una de las aplicaciones que más recomiendo allá donde voy. Me sorprendió conocer que existía UBER CR y que apenas era usada, así como la mala prensa que tenía. Como ya había hecho en otros tantos países comencé a usarla y…. todo han sido problemas, algunos tan esperpénticos como que en llegara mi auto y en lugar de subirme a mí, el conductor subiera a otro pasajero, con la frustrante situación de que me cobren un viaje que no estoy haciendo, la imposibilidad de llamar a otro y andar en la noche en un país que no es el mío. Este tipo de cuestiones, así como un muy mal servicio solo me ocurre en UBER CR ahora me encuentro que al intentar trasladarles mis críticas constructivas, en lugar de escucharme, me bloquean directamente (como puede observarse en la imagen).

¿La pregunta es, será la actitud que recomienda Uber para con sus usuarios globales? ¿es una actitud responsable? ¿Uber tomará algún tipo de supervisión sobre sus filiales o dejarán que, como en el caso de Costa Rica se acabe con el bueno, bonito y barato que supuso Uber en otros países?

Imagino que UBER Costa Rica no solo no actuará de forma receptiva, menos mal que mi blog no pueden bloquearlo 😉 y que en esta ocasión el problema no llegará a trasladarse a los medios como en el caso de Iberia, pero, ¿de veras que no entienden de qué se trata la Sociedad-Red?

No solo pierden a un usuario o cliente, pierden a un prescriptor, y simplemente porque no son capaces de entender de que se trata esta nueva Sociedad, en la que más importante que hablar es conversar.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

2 comentarios

Rebecca · 13/12/2015 a las 6:39 am

¡Concuerdo a la perfección! Hace una semana y un poco más utilicé Über pues tenía 3 viajes gratis fe 5 mil colones: el primero, uno por el código de un amigo, y otro por una promoción extra. Resulta que al terminar mi viaje me sale el desgloce: 2700 y pico. Solicito una revisión de cobro y les escribo y mi consulta, al poco tiempo me atienden y me aseguran que la promoción se aplicó correctamente y dicho viaje no se me cobró y, adicionalmente, me indica que la promoción por el primer viaje “no se registró”, pero que las otras dos sí aplicaron. Vuelvo a revisar y, efectivamente, no se me cobra pues al final del desgloce en “total” me aparece 0 colones.
Días después me llega un correo de la empresa indicando que el cobro no se pudo efectuar a mi tarjeta. Por asuntos personales quedé sin fondos y no he podido ir a depositar por no tener tiempo libre en estos días (dichosamente). Vuelvo a pedir una revisión y en este caso me contestan las posibles razones por las que no se efectúa el cobro (fondos insuficientes, bloqueo del banco, etc), PERO que NO EXISTE NINGUNA PROMOCIÓN POR EL PRIMER VIAJE (he aquí mi primera molestia). Procedo a responderle al primer muchacho y luego de 6 correos me deja de responder. SEIS correos y NUNCA entendió lo que le quería decir: me continuaba diciendo las razones por las que el pago no se pudo procesar, a pesar de que me hubiera dicho en el primer correo que dicho viaje era gratis. Hoy finalmente me contacta otra muchacha para decirme que mi cuenta esta siendo investigada POR FRAUDE.
Definitivamente un PÉSIMO SERVICIO al cliente en este aspecto. Les escribo por Facebook, Twitter, correos y ¡NADA! Son apenas 2700 colones, pero ¿pagar algo que ya me habían indicado era gratis?
Supongo que los terminaré pagando para no generar problemas, pero nunca más volveré a usar este servicio. De nada vale la alta amabilidad de los choferes y que por correos contesten tan bonito, si no pueden solucionarme algo tan simple o capacitar correctamente a los responsables del correo para que no se contradigan. Me hacen dudar pues no parecer ser que no entienden, sino lo único que quieren es que les pague.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir5
Compartir
5 Compartir