Todo el que me conoce sabe de mi pasión por compartir reflexiones, experiencias, conocimientos, vivencias, etc. de ahí que nunca suela rechazar una invitación a dar clases o una charla, sea ésta con más o menos aforo.  En ese sentido, impartir clases en una maestría o en un curso especializado con grupos reducidos de profesionales siempre me permite compartir mucho más, y por lo tanto, aprender mucho y convivir más.  Acabo de regresar precisamente de impartir un curso intensivo en Granada, con un grupo fantástico de [email protected], sobre comunicación y marketing digital, y mi propósito era justamente hoy estar en La Paz – Bolivia, impartiendo clases de “Innovación y Emprendimiento” en la Maestría en Alta Gerencia en TIC´s e Innovación para el Desarrollo (MAG TIC) de la Universidad Mayor de San Andrés (la universidad pública más grande de Bolivia), y en la que también he impartido clases en la Maestría de Software Libre y Estándares Abiertos (FLOSS).

Primer día de clase de #CreoSEO en el turno de mañana. Disfrutando mucho del grupo

Una foto publicada por Ramón (@ramonramonsa) el

La idea era poder impartir una semana de clases en Granada, nada más finalizar allí, tomar un avión rumbo a La Paz (unas 22-24 horas de vuelo) e impartir dos semanas de clases en la UMSA, para posteriormente marchar a México.  Muchos compromisos, muchos vuelos, y todo debía estar bien sincronizado para poder funcionar como un reloj.

¿Por qué no he volado a La Paz? ¿Por qué no he podido disfrutar de dos semanas de intercambio de experiencias, conocimientos y vivencias con un seguro grupo de profesionales entregados?

La razón principal es que me niego a volar cuando una agencia de viajes decida que debo hacerlo.  No es de recibo que sea una agencia de viajes la que imponga un plan de vuelos, sin valorar las necesidades o imposibilidades de sus preferencias, sin razón aparente y optando por vuelos más caros, peores rutas y sin valorar el tiempo que ello supone (en este caso con propuestas de 30 horas y varias escalas).  Por supuesto, así se lo transmití a los coordinadores de la Maestría y públicamente también, para que pudieran tener tiempo de buscar otro docente.

Siempre digo que la tecnología debe ponerse al servicio de la Sociedad y no viceversa, y en este sentido, durante los diferentes intercambios de correos electrónicos con los responsables de la UMSA recordaba una y otra vez la misma afirmación, aunque ahora adaptada a una agencia de viajes.

Si la UMSA o cualquier otra entidad contrata los servicios profesionales de una agencia, entiendo que ésta debe preocuparse por ofrecerle los mejores servicios, de la forma más eficiente -esto supone además menor coste- y procurando la máxima satisfacción.  ¿Entonces, como es posible que hayamos perdido un montón de horas, de propuestas… y sigan planteando lo que les plazca?

Creo que han sido varias semanas intentando proponer unos planes de vuelo económicos y que rozaban las 20-22 horas, sin embargo, pareciera que la agencia o agencias de viajes impusieran sus propios criterios.  Primero planteando una y varias veces que volara un día antes de poder hacerlo, y posteriormente proponiendo planes de vuelos de muchas horas y a un coste superior (más de 1.000 € al que yo proponía).  Por si fuera poco, y esto ya fue el remate, la última propuesta suponía un vuelo de regreso de 30 horas, uno de ida de casi tantas y volando con American Airlines.

Nunca había volado con American Airlines hasta hace poco más de un mes, justamente para volar a La Paz desde México y regreso a España.  American Airlines es una de las compañías aéreas más famosas, siempre había escuchado de ella y pensé que tendría unos aviones y un servicio acorde a su fama.  Debo reconocer que ya en los primeros vuelos me dije: “debo actualizar el ranking de compañías aéreas nada más llegar a casa, y American Airlines debe ser la peor sin diferencia”.

Claro que no me había dado por mirar en internet, hubiese descubierto todas las opiniones tan negativas que esta compañía tiene 🙁

American Airlines la peor compañía aéreaVolar siempre debe ser una experiencia segura y placentera, más cuando nos pegamos tantas horas subidos en ellos, pero mi último vuelo con American Airlines fue de todo menos placentero, confortable o tranquilo.  A la mala calidad de los viejos aviones se sumó que en el avión entró aguas por todos lados, que el personal de tierra y de cabina no paraba de dar carreras y hablar por el walkie con bastante nerviosismo, y que yo, que iba bastante cerca de la puerta, volara bastante mojado durante un vuelo de más de 8 horas 🙁

EL miedo de volar en American AirlinesNo sé a ustedes, pero a mí, ver agua por todos lados, asientos arrancados, bolsas de plástico, personal de la compañía intranquilo,… no me traslada ninguna confianza.

Por eso, creo que la agencia o agencias de viajes de la UMSA no ha valorado mi tiempo, ni el de los coordinadores de la maestría, semanas de preparación para las clases, horas y horas de intercambio de propuestas y comunicaciones,… y porque además, en su última propuesta (creo que la 9ª o 10ª) seguía proponiéndome un plan de vuelos más caro -aunque yo no lo pague, creo que no se puede despilfarrar el dinero público-, más lento y sin empatía alguna por mis o cualquier otra persona.

Siento no haber aceptado los intereses de la agencia de viajes sobre los míos, principalmente porque no podré disfrutar dos semanas de clases y experiencias en La Paz, poder visitar y compartir con mis amigos bolivianos más días, y por no disfrutar de la bellísima ciudad de La Paz.  Pero no debemos ni podemos aceptar imposiciones de otras a cualquier precio, o al menos esa es mi forma de entender la vida.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

6 commentarios

Ariel · 09/02/2015 a las 3:30 PM

Realmente es una pena que no puedas impartir tu conocimiento y experiencia respecto a “Innovación y Emprendimiento” (que bien sé que es mucha y de muy buena calidad) a los alumnos de la UMSA, y todo por la mala coordinación dentro de una agencia de viaje (pensando que es una mala coordinación y no otra cosa).
Espero mas adelante se pueda concretar la docencia de algún otro módulo correctamente y atendiendo todas las necesidades de ambos lados en cuanto a los viajes.

    Ramón · 09/02/2015 a las 6:08 PM

    Gracias admirado amigo Ariel, si que es una pena, y aunque me siento mal por no haber podido estar, por otro lado, creo que es lo mínimo que hay que hacer para que las cosas mejoren.
    Abrazo grande

Mario Duran · 09/02/2015 a las 8:03 PM

Pena por la agencia de viajes de la UMSA y por la aerolínea mencionada.

    Ramón · 09/02/2015 a las 8:42 PM

    Así es amigo, una pena, me hubiese encantado estar por allí estos días, impartir las clases y haber podido compartir más momentos con todos ustedes.
    Abrazo grande

Santiago Galán · 18/02/2015 a las 2:48 PM

Pues Ramón la compañía aérea te ponía los vuelos más caros porque esa agencia se lleva un porcentaje de esos vuelos y como es una institución pública y seguramente o pagó o tiene algún amigo por le cual está como agencia de viajes de la universidad pues se aprovecha e intentan sacar el mayor beneficio y sacar todo el dinero a lo público.
Así funciona Venezuela y por lo veo Bolivia.

    Ramón · 20/02/2015 a las 9:11 AM

    Lástima que las cosas funcionen así Santiago, realmente yo no sé si habrá sido así o no, pero desde luego… todo eso me pareció algo extraño.
    SAludos y gracias,
    RAMON

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.