La comunicación política será eficaz para la sociedad si respeta, potencia y difunde los valores 2.0

En esta nueva Sociedad 2.0, en el que desaparecen los papeles predominantes de intermediación de partidos políticos y sindicatos, surgen nuevos modelos de articulación y movilización ciudadana, colectivos que basan su funcionamiento no en la anarquía, sino en los valores de la ética hacker.

Partidos y sindicatos que pierden el respaldo de la base social por una total desconfianza de la ciudadanía hacia estructuras políticas del pasado, muy relacionadas con el control, la fuerte jerarquización y centralización del poder, ocultación de información y opacidad, sumado al descrédito y la corrupción.

Vivimos en la Sociedad-Red, cuyo fundamento, como define Castells, va más allá de un simple proceso de comunicación o acceso a la información, hablamos de valores, interacciones,.. de una nueva manera organizativa de nuestras vidas.

Sociedad-Red-comunicacion-politicaInternet es el corazón de un nuevo paradigma sociotécnico que constituye en realidad la base material de nuestras vidas y de nuestras formas de relación, de trabajo y comunicación.  Lo que hace internet es procesar la virtualidad y transformarla en nuestra realidad, constituyendo la sociedad red, que es la sociedad en que vivimos

 

Internet se ha convertido en la fuente de información, en el mejor canal de difusión ante cualquier crisis política, disminuyendo el poder de los grandes medios de comunicación, intercambiando roles de emisor y receptor (cualquier persona puede producir desde cualquier parte del mundo),… y surgen nuevos movimientos ciudadanos, nuevas maneras de interactuar, comunicar y participar, se trata de descubrir estas nuevas posibilidades, de compartir nuevas ideas e iniciativas para generar nuevo conocimiento.

Se establecen nuevas relaciones horizontales entre diferentes estamentos o departamentos. Se generan sinergias en tiempo real y se favorece la participación. Sin embargo, las estructuras políticas del pasado, jerarquizadas y protocolizadas se enfrentan a la filosofía de la apertura y la distribución que significa la Sociedad 2.0, a la viralidad del mensaje.

La comunicación política será eficaz si respeta, potencia y difunde esos valores.

Hasta hace pocos años cualquier persona presentaba una serie de puntos comunes (mismos programas de televisión y radio, mismos periódicos, lectura de libros similares,..) con internet todo ha cambiado, la interacción ahora es más profunda pero con menos personas, la relación deja de ser geográfica y pasa a ser psicográfica.

Si la política necesita una regeneración, la comunicación de la política, la comunicación política y la comunicación en la política, también.

 

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

9 commentarios

Ramiro Varela +1m² (@Ramaxiot) · 11/02/2014 a las 6:24 PM

Comparto lo que expresás en el post, Ramón. aquí te dejo un artículo que escribí hace un apr de años, que va en esta misma dirección. Un abrazo!

Nuevas tecnologías. Nueva Comunicación.

Ramiro Varela

En el comienzo de esta segunda década del nuevo milenio, resulta necesario abrir un paréntesis y reflexionar sobre la cuestión de las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), su impacto sobre la vida humana y el papel que cumplen en el desarrollo de las sociedades contemporáneas.

Nótese que hacemos referencia a las TIC y no a las IT (Information Tecnologies o Tecnologías de la Información). La razón de esta distinción en apariencia superficial no se debe solamente a cuestiones idiomáticas, sino que obedece al valor agregado del concepto de Comunicación y a la diferencia fundamental que éste mantiene con el de Información .

El término Información refiere a una relación de tipo unidireccional entre un emisor y un receptor, donde la producción del mensaje es monopolizada por una de las partes, relegando a la otra a una posición por demás pasiva y subordinada.

En cambio, la Comunicación le depara a la instancia de recepción una mejor suerte. Condición sinequanon de su bidireccionalidad, en la Comunicación el papel del emisor y el del receptor son circunstanciales y se van alternando a medida que la situación lo requiera. Es decir que una vez que el receptor recibe un mensaje, lo decodifica y se dispone a responderlo, automáticamente su función cambia y pasa de ser receptor de un mensaje a ser emisor de otro completamente nuevo.

En la actualidad, ése parece ser el pulso que marca el desarrollo de la tecnología aplicada a nuevas formas de sociabilidad. Precisamente, la emergencia del concepto de Web 2.0 reconfigura por completo el papel de los usuarios de Internet hasta el momento. A partir de esta nueva tendencia, el usuario deja de ser un mero receptor o lector para convertirse en productor de contenidos. Es decir, en términos de estricta semiosis [1], en productor de sentido.

Tratando de superar aquella vieja dicotomía planteada por Umberto Eco a mediados de la década del ’60 en Apocalípticos e Integrados [2] – entiéndase por Integrados a los más incondicionales defensores de las nuevas tecnologías y a los Apocalípticos como sus más acérrimos detractores -, no podemos dejar de analizar este fenómeno a través de un tamiz crítico.

Si bien, como todo proceso de transformación comporta aristas negativas como, por mencionar algunos ejemplos, la excesiva mediatización de las relaciones sociales en desmedro de los vínculos cara a cara, el copioso caudal de información a la que se ven expuestos los niños de hoy en día en su condición de nativos digitales y las dificultades a las que se enfrentan los padres de esos niños en su afán de colocar un filtro a ese caudal (más aún en los casos en que el escaso dominio de las tecnologías digitales se convierte en una barrera simbólica infranqueable), es justo reconocer el carácter revolucionario de las nuevas tecnologías en dos aspectos trascendentales.

Por un lado, la amplia superación de los condicionamientos espaciotemporales en la Comunicación de un modo que hasta hace solamente algunos años resultaba insospechado. En este sentido, nos encontramos en franca consonancia con la línea evolutiva que comenzó en el amanecer de la humanidad con la invención de la rueda; prosiguió luego con la llegada de la modernidad, la prensa escrita, el ferrocarril y el telégrafo; y, ya adentrados por completo en el siglo XX, con la aparición de la radio en la década del ’20 y de la televisión en la década del ’60. Por el otro, la ya mencionada transformación del papel de los seres humanos en su carácter de sujetos activos de la Comunicación.

Asimismo, es necesario reconocer que la gran mayoría de la humanidad aún se encuentra al margen de este fenómeno cultural – actualmente, sólo el 25% de la población mundial tiene acceso a Internet [3]-, por lo que resulta imperiosa una apertura de este proceso orientada a una progresiva democratización digital que nos haga partícipes a todos, para que nadie quede excluido de este nuevo paradigma comunicacional. Sin dudas, ése es uno de los grandes desafíos de cara al futuro.

Ramiro Varela +1m² (@Ramaxiot) · 11/02/2014 a las 6:26 PM

__________________________________
[1] VERON, Eliseo. La semiosis social, Buenos Aires, Gedisa, 1997.

[2] ECO, Umberto. Apocalípticos e Integrados, Lumen, Barcelona, 1964.

[3] Interntet World Stasts (www.internetwordlstats.com)

Ramón · 13/03/2014 a las 7:55 PM

Estimado Ramiro, excelente artículo el que has compartido en el blog, muy agradecido por ello, pues me ha parecido una magnífica exposición de la actual realidad de la Sociedad 2.0.
Saludos y muchas gracias,
RAMON

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.