stay at home 5094607 1280

A todo el mundo le agarró por sorpresa la pandemia de coronavirus. Para los políticos y candidatos a elecciones fue un golpe crítico contra sus estrategias de comunicación y campaña, y no habían terminado de ponerse de acuerdo sobre qué hacer al respecto cuando se anunció la desescalada del confinamiento.

A todos nos pilló de sorpresa, pero hay acciones que siempre suman: Da ejemplo, se útil con tu comunicación y fomenta la comunicación distribuida, 3 de los consejos necesarios para tener éxito en la comunicación ante la desescalada.

A pesar de que aún te sientas sobre arenas movedizas, la desescalada es una buena noticia. No significa que podrás volver a las mismas estrategias de antes, pero a medida que disminuye la tensión por el peligro latente, crecen las oportunidades de conquistar la atención del electorado en las materias que te competen.

Aquí te dejo una guía con consejos para enseñarte a sacar provecho de la situación de desescalada, cómo volver a tomar las riendas de tu comunicación política y cómo ganar las próximas elecciones.

1. Da un buen ejemplo: transmite tus actividades en cuarentena

La humildad es buena, pero para triunfar en la política no puedes esperar a que tus actos hablen por ti; tú mismo tienes que hablar de tus actos. Esto se hace aún más importante cuando tus actos pueden servir de ejemplo a seguir.

Las medidas de confinamiento son duras para todos. Dentro de cada vivienda hay alguien desesperado por volver a las calles, plazas y restaurantes, o por abrazar a sus amigos y familiares. Esas personas valorarán en gran medida que una figura pública, un representante político, adopte las medidas de higiene y distancia con la misma obediencia y buena disposición que ha debido demostrar el resto de la ciudadanía. 

ejemplo pandemia respeto
Ejemplo: El presidente de Portugal haciendo cola en supermercado con ropa sport

Impulsa tu comunicación política transmitiendo a tus seguidores tus actividades durante la desescalada. Puedes utilizar para ello los videos en directo de Facebook o Instagram, o las historias de estas mismas dos redes sociales. Captúrate haciendo las compras de víveres mientras mantienes la distancia de 2 metros establecida, o graba el momento en que vuelves a la oficina y te reencuentras con tus compañeros y colaboradores.

Si tu cotidianidad implica actividades directamente relacionadas con contrarrestar la cuarentena, por ejemplo, verificar que en los hospitales tengan productos desinfectantes, entonces es aún más valioso si transmites ese contenido a tus seguidores y posibles electores.

Lo importante es que cada transmisión deje claro el mensaje de que estás colaborando, de una manera u otra, a contrarrestar la pandemia y otros problemas acuciantes. 

2. Fomenta una comunicación construida por todos

La mejor manera de hacerte notar, es notando a los demás. Si quieres fortalecer lazos con tus electores la mejor manera es tratar de conocerlos, y de darles un espacio para demostrar su valor, bien sea abriendo vías de comunicación directas, en las que ellos puedan aportar sus ideas y propuestas, o dándoles herramientas para participar en el desarrollo de tus proyectos sin necesidad de salir de su hogar. 

¿Cómo lograr todo esto? A través de las plataformas digitales.

Para abrir vías de comunicación directas puedes organizar asambleas web periódicas.

Ofrecerle a la ciudadanía la seguridad de que, por ejemplo, todos los sábados a las 9:00 pm tendrán la posibilidad de sintonizar tu asamblea web y comunicarse contigo. Las asambleas web (parlamentos digitales) respaldados por plataformas profesionales (Zoom, Jitsi, Cisco Webex, etc) pueden recibir hasta un total de 1.000 participantes en pantalla y 10.000 espectadores, para hacer un total de 11.000 personas con las que puedes interactuar en vivo, recibir sus preguntas, hacerles encuestas, e incluso votaciones. Luego de que el evento concluye, se pueden dejar estos videos colgados en tu canal de YouTube, para que cualquiera pueda reproducirlo y compartirlo. Si eres constante con la hora y el día de tus transmisiones y lo vuelves una rutina, rápidamente reunirás un público fijo que siempre esté esperando tu evento.

Para abrir la participación de la ciudadanía en tus propuestas puedes organizar convocatorias de arte e ideas.

Puede ser una convocatoria a todos los diseñadores gráficos, para crear el poster de tu campaña electoral, o el logo para tu proyecto de reforma medioambiental. También puede ser una convocatoria a todos los comunicadores sociales y artistas audiovisuales a capturar en video las áreas de la ciudad donde encuentren contaminación, para crear un registro documental que sustente el proyecto, etc. Etc. 

La convocatoria se haría a través de las redes sociales, y la recepción de los materiales participantes se haría por correo electrónico. Lo importante es que determines ciertas bases, condiciones, limitaciones y plantillas sobre las cuales la ciudadanía se pueda apoyar, y que también te sirvan de método de selección para escoger lo que te sirva y descartar lo demás. Con este método prácticamente puedes contar con el apoyo de cualquier profesional en el país, y al mismo tiempo les das voz para opinar y medios para hacerse notar. 

3. Crea contenido de interés y consumo

Estamos seguros de que el escenario digital va a ser ahora el principal medio para alcanzar la atención de cualquier individuo, pero la pregunta de oro es: ¿Estará el ciudadano o ciudadana promedio interesado en dedicar su tiempo y su atención a la política? 

Es evidente que, justo ahora, toda persona está pendiente a cada instante de lo que sucede en los despachos de gobierno, porque su vida depende de ello, porque nos encontramos al borde de una crisis y tratando de salir de una pandemia. Pero, en la desescalada, o después de la desescalada, ¿seguirán interesados?

Si no tienes un público interesado y receptivo hacia la política, importa muy poco de qué manera abordes tus temas y mensajes, no habrá suficiente gente que funcione de combustible para prender la hoguera y hacerte notar, o generar cambios. Si te enfrentas a un pueblo que está fastidiado (o decepcionado) de la política, tienes que aprovechar la desescalada para enfrentarte primero a ese monstruo de la indiferencia.

¿El marketing puede vencer el monstruo de la indiferencia? 

La gente ha olvidado cuántas cosas están relacionadas con la política. Para vencer el monstruo de la indiferencia sólo es necesario volver a conectar esos ideales. 

No le ofrezcas contenido político a alguien que no quiere política. Demuéstrales que en todos los contenidos que esa persona se interesa también influye la política, y las decisiones electorales que esa persona toma. 

Un empresario de mediana edad, por ejemplo, podría no estar interesado en la política, pero con toda seguridad estará interesado en cómo volver a poner en marcha su empresa después de estos largos meses de cuarentena. Ante esto, tú no le hablarás de política ni le harás promesas. Tú le hablarás de qué han hecho otros países para recuperar sus empresas después de largas crisis económicas, le hablarás de los pronósticos que tiene el país en economía, y le hablarás de los proyectos que tienes para conseguir inversores e impulsar a la pequeña y mediana empresa privada, y entonces ¡Bum! Allí está la política. Casi sin querer. Y así ya tendrás a alguien (probablemente a muchos pequeños empresarios) interesados nuevamente en la política.

Si al menos replicas esa estrategia de marketing con cada público target que esté reacio al tema político, notarás una rápida mejoría en la receptividad, aunque lo ideal sería que desarrolles contenido de interés y consumo para todos tus potenciales electores.

Otras consideraciones:

Ahora que ya tienes varias herramientas y estrategias para ganar elecciones en la democracia postcovid, te daré unas últimas consideraciones que te serán útiles para lidiar con el formato digital.

1. Todo lo que subas y compartas puede ser transformado

En las plataformas digitales es muy sencillo guardar material, editarlo y volverlo a subir. Los dispositivos modernos permiten tomar capturas de pantalla, grabar la pantalla en video, y casi todo lo que se sube a la web tiene la opción de “descargar” o “guardar”, así que te recomiendo usar una gruesa tela de juicio para decidir cuál material subes a la web, y cuáles no, pues borrar un contenido de internet es posible, pero ilusorio: una vez que subes algo, cualquiera puede volver a publicarlo si tú lo borras. No hay vuelta atrás. 

2. Los memes no están en tu contra. Si aparecen, aprovéchalos

La principal evidencia de que todo puede ser transformado es la existencia de los memes, y la política ha sido un tema fructífero para los memes desde siempre.

A pesar de que trabajan con la ironía y el humor negro, en la mayoría de los casos los memes no representan una amenaza para ningún candidato o candidata. Al contrario, a menudo sirven de trampolín para que la persona sea reconocida en regiones más lejanas, o permiten atrapar el interés de las generaciones más jóvenes y más reacias a la política. 

Entonces si tu material de campaña, tus videos en directo, o cualquier contenido que publicaste se convierte en la base para un meme, sigue la corriente y valóralos como una fuente de crítica sana a partir de la cual puedes sacar las claves para fortalecer tu campaña. 

3. Sube sólo cosas de buena calidad

En el marketing digital está comprobado que los internautas valoran en gran medida la calidad de grabación, edición y producción de cualquier contenido. 

Utiliza equipos de buena calidad para registrar tus videos y eventos en vivo. No cuelgues absolutamente todo lo que tienes, selecciona sólo lo mejor entre todo tu material, lo que esté más nítido, más estable, mejor iluminado y mejor encuadrado. Al momento de editar y renderizar, asesórate con diseñadores gráficos y editores audiovisuales profesionales para que te aconsejen sobre los formatos, resoluciones y peso recomendado para los archivos a subir en cada una de tus redes sociales o plataformas. 


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: