Entre los múltiples beneficios que ofrece el marketing digital está la posibilidad de asociación con los rostros que ya son conocidos entre las redes sociales para tomar el impulso de sus múltiples seguidores y darse a conocer en un parpadeo. Es una herramienta de publicidad relativamente económica en comparación con la publicidad en televisión o cine y genera un impacto de la misma envergadura, además de poder mantenerla durante más tiempo sin resultar molesto.

No se pone en duda que fue una excelente estrategia de Marketing, sin embargo hoy nos encontramos con una sobresaturación de este tipo de estrategias que incluso generan rechazo.  Que un famoso hoy en día promocione tu marca no tiene por qué generarte más rédito, incluso en ocasiones puede ser negativo.  Pero es más, hay que saber diferenciar entre personas influenciadoras, famosas y populares, y aún más, dentro de las populares las que son de la farándula y la prensa del corazón.  Así, no siempre se toman buenas decisiones al escoger a la figura pública con la cual asociarse y los resultados no son los esperados, o aún peor, que este influenciador puede confundirse o ser congruente en su estilo de vida con la marca que promociona.

De hecho, hace ya 4 años que hablaba de ello en otro post: Consejo en tu estrategia de comunicación que te ahorrara mucho dinero y quebraderos de cabeza

Contratar a famosos o populares para que promocionen tu marca, técnica en declive en la publicidad tradicional, que ahora se traslada a las redes.

Entre las muchas decisiones que hay que tomar al escoger a un representante en las redes sociales es si trabajarás con un famoso o con un influenciador; para que no falles en veamos la diferencia entre ambos y cuándo es propicio trabajar con cada uno.

 

Diferencia entre famosos e influenciadores

De manera superficial los dos títulos remiten a lo mismo: una persona que tiene cierto nivel de popularidad entre grandes grupos de gente, conocida internacionalmente y con una tormenta de seguidores en todas las redes sociales, por lo que pareciera que ambos pueden cumplir con la función de promocionar una marca o producto y que de inmediato se haga reconocida.

Y ciertamente pueden, el asunto está en que los famosos y los influenciadores no tienen el mismo tipo de público y tienen características particulares que los hacen diferencian el uno del otro y las cuales pueden significar la ruina de toda una campaña si no son debidamente consideradas.

Por un lado los famosos, o como son popularmente conocidos: “las celebridades”, son aquellas personas que se ganaron la simpatía internacional de muchas personas debido a sus actividades artísticas, atléticas por alguna otra destreza o actividad poco común, la cual les hace reconocidos y seguidos no sólo en las redes sociales sino en múltiples (a veces todos los) medios.

Por otro lado los influenciadores, o su nombre en inglés: los influencers, son individuos que se hicieron su club global gracias a que sus publicaciones de las redes sociales son tan acertadas, cómicas, útiles o creativas que generan empatía y admiración por parte de su público e interés constante en seguir viendo su contenido.

Básicamente, los famosos son reconocidos por sus talentos y los influenciadores por su personalidad, pero sucede a menudo que un famoso se convierte en influenciador por tener una personalidad extrovertida en las redes, o que un influenciador expande sus actividades y se convierte en un famoso, por lo cual es común que los términos se presten a confusión.

Cuándo hacer una campaña de Marketing con Famosos

Hacer una campaña de Marketing digital con famosos es una excelente idea cuando quiere promocionar un producto o marca que se relaciona directamente con las actividades que hacen reconocido a la celebridad. Por ejemplo, si quieres promocionar una marca de maquillaje y contratas a una modelo famosa, o si quieres promocionar una escuela de música y contratas a un cantante destacado.

Piensa en los famosos cuando quieras generar en tus potenciales clientes un deseo de realización tal como: “quiero usar esta marca o producto porque así seré tan hermosa/talentosa/exitosa como tal celebridad”

También es esta tu mejor opción si lo que deseas no es una publicidad esporádica sino perpetuar la relación entre tu marca y el rostro de quien será tu figura pública. A diferencia de los influenciadores, que son personajes importantes sólo por determinados momentos, los famosos o celebridades suelen tener asegurado su reconocimiento y relevancia por el resto de sus vidas, por lo que las personas seguirán viendo su rostro en distintos medios y recordarán tu marca o producto.

Por último, pon tu publicidad en manos de los famosos si consideras que tu producto, marca o servicio le resultará atractiva y necesaria a un tipo de público que puede ser bastante amplio, de edades diferentes, países variados y estratos sociales distintos.

Cuándo hacer una campaña de Marketing con Influenciadores

Los influenciadores son la opción número 1 cuando nos parece beneficioso que se ofrezca una opinión o crítica sobre nuestro producto o que se demuestre su uso a los espectadores. El punto fuerte de los influenciadores se encuentra en la confianza y empatía que generan en sus seguidores, por lo que éstos últimos a menudo siguen las recomendaciones que los influenciadores les brindan.

Piensa en los influenciadores cuando quieras generar en tus potenciales clientes el instinto por seguir un buen consejo: “escojo el producto de esta marca porque tal influencer lo usa y dice que es muy bueno”.

Es una idea buena trabajar con Influenciadores si lo que necesitas es un primer impulso para dar a conocer tu marca y hacerle renombre. Los influenciadores llegan a tener mucha más atención que un famoso pero por cortos períodos de tiempo, por lo que tienen el poder necesario para popularizar lo que sea.

Para cerrar, es importante tomar en cuenta que al contrario de los Famosos, los Influenciadores se dirigen a un tipo de público más cerrado, y con esto no quiere decir más pequeño, sino con características más específicas, como por ejemplo, casi todos son adolescentes, o son gamers, o tienen ciertos gustos o puntos de vista en común. Por lo tanto, escoge a los Influenciadores si estás seguro de que hay una comunidad virtual a la cual le parecerá atractiva tu propuesta.

Una vez evaluadas todas estas consideraciones, sólo te falta explorar tus opciones y escoger a tu potencial rostro publicitario, no sin antes verificar que tenga un buen índice de publicaciones en sus redes y un considerable feedback de los espectadores. Confía en el carisma de estos personajes que se han abierto paso hasta la cima y pon a funcionar esta garantizada estrategia de Marketing digital.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 commentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.