En la parte previa de este artículo (TV Online y nuevas formas de entretenimiento Parte 1: ¿Se acerca el fin de la Televisión?) quedó claro que ha ocurrido una sacudida en la relación de la humanidad con sus dispositivos y medios, y esto ha dejado a la Televisión en una muy mala posición, donde cuenta cada vez con menos espectadores y poco a poco es sustituida a nivel informativo y de entretenimiento por internet.

nuevas formas de entretenimientoPero… ¿es la televisión realmente descartable?

En algún momento, no tan lejano, la Televisión fue nuestro principal recurso informativo y de entretenimiento, para algunos una actividad incluso adictiva. Nos levantábamos a encender la televisión, cada comida y tiempo libre lo acompañábamos de televisión, y a encender la TV antes de acostarnos para quedarnos dormidos mientras la veíamos.  Hoy, debo reconocer que me gusta comer viendo la TV, primero casi como acto reflejo y segundo por estar al día del mundo “noticioso” que me rodea, que no informativo, pues para eso ya están las redes y las cajas de resonancia digital 😉

Prácticamente el mismo estado de fanatismo que demostramos hoy en día (en pleno 2018) por los celulares y el internet, no olvidemos que whatsapp o telegram son las herramientas que vemos nada más levantar y acostarnos a diario.

Entonces, habiendo sido una conexión tan fuerte en el pasado, ¿es realmente posible que desaparezca por completo el atractivo que genera la Televisión en el ser humano promedio? ¿Absolutamente todas las actividades y emociones que nos ofrece la televisión pueden ser proporcionadas con más eficiencia por el internet? ¿O queda, quizás, algo irreemplazable que mantenga a la Televisión blindada, aunque sea temporalmente, contra la extinción?

Comienzo por enumerar todas las opciones de entretenimiento que nos ofrece la televisión:

  • Ver películas

  • Ver series/telenovelas

  • Ver animación y programas para niños

  • Ver noticieros, anuncios del clima y programas de farándula

  • Ver programas de opinión y políticos

  • Ver documentales y programas educativos

  • Ver talk shows, reality shows y programas de concursos

  • Ver videos musicales

  • Ver programas de comida, de manualidades, de pesca y actividades recreativas varias

  • Ver deportes

  • Ver publicidad de productos, tiendas y servicios

¿Están todas esas disponibles a través de internet?

Las películas y los documentales están totalmente cubiertos. En internet hay páginas web gratuitas y por subscripción que ofrecen un catálogo de películas almacenadas en su base de datos disponibles para ser reproducidas por el espectador en el momento que desee, e incluso algunas permiten ser descargadas para que el usuario las repita cuantas veces quiera desde su ordenador o dispositivo móvil, desde cualquier lugar, sin necesidad de estar conectado a internet ni gastar los datos de navegación móvil (lo que se denomina anywhere, anytime, any device,…)

De igual manera sucede con las series, telenovelas, talk shows y reality shows, los cuales están todos cubiertos en páginas web destinadas a almacenar y ofrecer programas televisivos para el consumo de los internautas, colgados de manera permanente. Algunos exigen subscripción y otros se mantienen exclusivamente con ayuda de publicidad y pop ups.

Cuando llegamos a la animación y programas para niños, tenemos una parte de ese contenido en páginas de catálogo como las que mencioné anteriormente, y otra parte alojada en redes sociales para intercambio de contenido audiovisual, como Youtube y Vimeo. Entre ambos ambientes hay un universo de dibujos animados, películas infantiles, programas de aprendizaje pedagógico, videos musicales, e incluso sketches de humor para niños.

Jaime Villasana Dávila, un bloggero del portal Xataca México, extrajo algunos datos de la encuesta realizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones con respecto a la audiencia infantil: Entre el público de niños y niñas de 7 a 12 años, 3 de cada 10 niños prefieren consumir contenidos por internet y de esos el 90% lo hacen a través de YouTube y 60% mediante Netflix. Admite que en este último grupo se ubica su hijo de 5 años, quien únicamente ve contenido de esas dos plataformas mencionadas. Entonces, como decíamos anteriormente, la programación para niños está totalmente cubierta en internet, alojada casi en su totalidad en estas dos plataformas, y se comprueba con saber que 3 de cada 10 niños e encuentra satisfecho con buscar entretenimiento solamente en internet.

Algunas ramas se mudaron a Youtube pero mantuvieron su mismo formato, como los noticieros, los programas de comida, de manualidades, de pesca y demás. Todos estos ahora en encuentran en canales temáticos de Youtube parecidos a los existentes en la TV por subscripción, pero que se diferencian en la posibilidad de tener disponibilidad de todo el contenido al mismo tiempo, por lo que se puede escoger la programación, repetir el mismo episodio cuantas veces se quiera, etc.

Igual sucede con la música. Youtube, Vimeo y otros alojan cientos de miles de videos musicales de artistas profesionales y amateurs, todos los que se pueden ver en la televisión y más, ya que Youtube no tiene un tiempo de duración por contenido tan limitada como la TV, y se pueden subir videos que contengan incluso un álbum completo de cierto artista. Así mismo existen otras plataformas de internet que se encargan única y exclusivamente de transmitir música a la carta, como Spotify, Apple Music y Google Play Music, especialmente para dispositivos móviles, por lo que en conjunto con Youtube tienen cubierta toda esta categoría.  Ya ni recuerdo cuánto hace que me suscribí a Spotify , y cuánto hace que lo hice en la versión premium y… no lo dejo 🙂

Algunas de las opciones de la televisión no tienen reemplazo similar en el mundo del internet, pero fueron suplantadas por formatos distintos que ofrecen un tipo de entretenimiento equivalente. Por ejemplo, no hay anuncios del clima en internet, pero con un par de clicks puedes encontrar la información del clima de hoy y de los días cercanos, aún más rápido y preciso que en su versión televisiva. Los programas de farándula no son una categoría como tal dentro de internet, pero por todos lados puedes encontrar artículos amarillistas y no tan amarillistas sobre la vida del espectáculo, por no hablar de las Fake News.

Así va sucediendo con varios. Los programas de opinión y políticos ahora existen en directo con Twitter y el microblogging, e insisto, twitter es el espacio deliberativo político por excelencia, eso no quiere decir que sea imparcial o que estén todas las personas en esa plataforma digital. Los programas educativos se convirtieron en micros virales que se comparten por las redes. Y los deportes ahora ocurren en streaming y con la opción de comentar sobre lo que está ocurriendo.

Y por supuesto el tema de la publicidad. Todos estamos claros en que ese aspecto está suficientemente cubierto. En internet nos rodea la publicidad, de manera evidente y de manera subliminal; accedemos a ella a veces en contra de nuestra voluntad, y a veces la buscamos para decidirnos sobre algo que queremos comprar. Contamos con Amazon, Ebay, y otra sarta de páginas con ofertas de productos, bienes y servicios.

Hasta acá pareciera que ya está cubierto todo lo importante, y que en definitiva la televisión está acabada; pero no es así. Hay un aspecto de la Televisión que internet no ha podido reemplazar, y esto abre un camino de oportunidades.

El aspecto irreemplazable de la Televisión

Un recurso de la TV que aún no ha sido reemplazado ni suplantado en internet son los programas de concursos. La Televisión, sobre todo los canales de transmisión abierta nacional, dedicaba al menos 2 y 3 horas de su programación diaria a distintos esquemas de concurso en los cuales un grupo de personas competían para ganar un coche, un “chalet”, millones de euros, al amor de su vida, o un viaje a un lugar paradisíaco. O por otro lado, demostrar y ganarse el título de ser los mejores en algo, como cantar, hacer magia, malabares o chistes. El juego de la Oca, ¿Quién quiere ser millonario?, el famoso “1,23”, la guerra de los sexos, “la voz” y/o Américas’ got talent son algunos de los títulos que recuerdo, pero hay muchos más, y esto es algo que la internet ha tomado solo de a poco y que sigue siendo consumido en su gran mayoría a través de televisión.

Los programas de concursos representan un recurso que las compañías de Televisión pudieran explotar en su favor para atraer la atención de los consumidores y engancharlos al medio una vez más, implementando estrategias de interacción instantánea como la participación a través de whatsapp u otras aplicaciones, de manera que los espectadores pueden sentirse que participan activamente con el espectáculo que están presenciando, y que pueden ser jueces y árbitros de los concursantes.

Así pues, cuentan con una oferta de contenido de la cual internet carece, y que sin duda es importante, pues siempre han sido los programas con más rating en toda la historia de la TV comercial y lo siguen siendo aún. El asunto es que esto tampoco garantiza una solución permanente, porque Internet tiene dos cualidades que la hacen una permanente amenaza.

Las dos cualidades imbatibles del internet

Por más beneficios que tengan las plataformas y medios tradicionales, tienen una característica que los deja en terrible desventaja frente a internet: son limitados. Estos medios ya han explotado todo su potencial y han demostrado todo lo que pueden hacer; lo han explorado todo y ahora combinan sus recursos para diversificar la programación, pero ya no queda material en bruto del cual crear formas nuevas de entretenimiento.

Mientras tanto internet tiene la cualidad de ser ilimitado. Este medio ha ido remedando las ofertas de todos los demás medios y además creando su propio contenido exclusivo como medio, tales como: Vlogeros, Video tutoriales, micros interactivos, streaming de cualquier ámbito, webminar, memes, y las mismas redes sociales. Aún no se conoce una frontera para las posibilidades de entretenimiento que ofrece internet.

Además tiene una segunda cualidad imbatible, el método de creación integrada de internet. Para producir un programa de televisión se requiere la organización de grandes equipos de trabajo, que se encuentran en persona, hacen guiones, cronogramas, contratos y demás. El contenido tarda en crearse y necesita altos presupuestos. Además, solo una limitada cantidad de personas tiene la potestad para decidir qué programas y contenidos se van a financiar.

Con internet, por el contrario, hay cientos de miles de personas a nivel mundial creando y subiendo contenido al mismo tiempo. Incluso se hace contenido en conjunto entre personas de lados opuestos del planeta gracias su recurso de comunicación multidireccional. Esto hace que cada día haya cientos de contenidos nuevos y que siempre exista la posibilidad de que alguien logre imitar y mejorar los pocos recursos irremplazables que le quedan a la Televisión.

En conclusión, internet ha llegado para quedarse, y la Televisión aún se para firme a dar la batalla, pero, a menos que en algún momento las cortes y organizaciones privadas impongan trabas legales a la creación y distribución de contenido de internet, la TV tiene la sentencia de obsolescencia dictaminada para un futuro cercano.

En este día...

Categorías: comunicación

Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

1 comentario

internet en casa barato · 28/11/2018 a las 5:23 PM

Interesante artículo. Es cierto que cada vez más se va dejando la televisión de lado, incluso generaciones mayores, porque ven que en internet pueden acceder a cualquier contenido que deseen en cualquier momento. Es una gran ventaja de internet que la televisión no tiene, aunque ahora lo intentan con opciones como el rebobina de r que permite acceder a contenido ya emitido. Otra ventaja que ofrece internet y que es un gran inconveniente de la televisión, es poder disfrutar del contenido sin pasarse media hora viendo contenido publicitario que no tiene ningún relevancia para nosotros. En definitiva, mucho tiene que avanzar la televisión si se quiere mantener a flote y seguir peleando contra internet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.