Las prácticas de Gobierno Abierto sí pueden ayudarnos a los activistas en nuestra labor si aprovechamos este movimiento internacional para impulsar nuestras luchas locales.

activismo y gobierno abierto

Soy activista mexicana, en temas de participación ciudadana, transparencia y anticorrupción. Llegué ahí como resultado de mi pasión por la defensa del medio ambiente y la desesperación que siento al ver la pobreza, la injusticia y el abuso en mi país.

¿Cómo hice esa liga? Porque me di cuenta de que aun cuando dedicara todo mi tiempo a la defensa del medio ambiente (abrazándome a árboles para evitar que los talen, defendiendo ríos y animales, y ese tipo de cosas que suelo hacer), si las leyes y su aplicación no protegían al medio ambiente y a los grupos vulnerables, muy poco podría llegar a hacer yo a nivel individual o incluso asociativo durante mi corta o larga vida.

En resumidas cuentas, llegué a la conclusión de que para cambiar cualquier realidad injusta en el tema que sea, necesitamos un correcto diseño institucional, legislación adecuada y una eficaz aplicación de la misma, que nos facilite a los ciudadanos llevar a cabo la labor de luchar por cualquier causa: el medio ambiente, la pobreza, los derechos humanos…

CONSTRUYENDO EL CAMINO 

Colectivo #reformapoliticaYA en sesión de votación de la Cámara de Diputados, México 2012

Así pues, estudié Derecho y durante varios años trabajé a escala local (Puebla) y nacional junto con muchos otros valientes activistas, para incidir en distintos ámbitos: oxigenar el sistema político nacional (#reformapoliticaYA), generar una red estatal para incidir positivamente en política pública (Actívate x Puebla), y presionar para tener más transparencia a nivel local (Puebla Vigila).

Muchas historias de lucha, algunas con pequeñas o grandes victorias, otras de amarga pérdida pero mucho aprendizaje y la riqueza de conocer a muchos muy buenos amigos que también luchan por construir un mejor país.

Seguí el camino con una Maestría en Asuntos Públicos en Francia, con la esperanza de aprender y descubrir otras estrategias más eficaces para hacer lo mismo que hacía antes. Fue así como descubrí el movimiento de Gobierno Abierto, que me sigue pareciendo una plataforma magnífica que nos puede ayudar a los activistas a fortalecer nuestras luchas locales.

GOBIERNO ABIERTO DESDE LA ÓPTICA DEL ACTIVISMO

Hay mucho escepticismo sobre el movimiento internacional de Gobierno Abierto, con el argumento fundado de que sea una “plataforma más” y que los gobiernos no están realmente comprometidos sino que sólo la utilizan para presumir avances muy pequeños, o incluso simular.

No sé si yo sea demasiado optimista, pero como activista, veo al OGP desde otra óptica como una oportunidad inmensa, a pesar de todas sus posibles deficiencias y retos. Estoy convencida de que sumar en red nos beneficia a todos para aprender de otras experiencias similares, cobijarnos y fortalecer nuestras luchas locales. Una red internacional, con el nombre que sea, nos ayuda a poner el reflector internacional sobre lo que pasa en nuestros países, lo cual va a forzar a los gobiernos, aunque sea lentamente, a cambiar y mejorar dichas políticas públicas. En gran medida estos cambios dependerán de la presión que hagamos los ciudadanos para que esos cambios sucedan.

A pesar de la aparente lentitud en los cambios dado que la democracia no es el sistema de gobierno más eficaz en términos de velocidad, quienes creemos en ella sabemos que esto se trata de una “construcción en constante evolución”, de la cual los ciudadanos también somos corresponsables. Roma no se construyó en un solo día y nuestras democracias dependen en mucha medida de lo que los ciudadanos dejemos que ocurra con nuestros países, con nuestras acciones o nuestras omisiones.

UTILIZAR EL GOBIERNO ABIERTO PARA NUESTRAS LUCHAS LOCALES 

Dentro del Gobierno Abierto, una herramienta poderosa para hacer tangible esa liga entre la “transparencia proactiva” del gobierno y la participación ciudadana son los datos abiertos. Dado que ya hay un camino recorrido de al menos 5 años, sabemos que abrir un portal de datos abiertos que realmente sea consultado por los ciudadanos no es cosa fácil, e implica en primer lugar poner en orden la casa, y en segundo lugar consultar a la ciudadanía para abrir datos con enfoque en la demanda de la información (idealmente).

Y traduciéndolo al día a día de los activistas, ¿en qué concretamente nos pueden ayudar los datos abiertos?

Un primer aspecto puede parecer muy simple, pero es crucial: tener información. Para los ciudadanos en lo individual y las asociaciones muchas veces resulta una tarea imposible tener la información para poder siquiera analizar la situación actual de manera objetiva y poder hacer propuestas profesionales y realistas. Sin datos, tanto servidores públicos como ciudadanos y activistas estaremos enfocando nuestras acciones (y limitado presupuesto) en percepciones y opiniones, lo cual es muy peligroso en cualquiera de los casos.

Un segundo aspecto es que, una vez teniendo información, podemos tomar una mejor decisión para dirigir nuestra línea de investigación, de acción y de nuestra labor de activismo para lograr mayor impacto. Por poner un ejemplo real, si hoy estamos luchando por evitar la tala de árboles para la construcción de una ciclovía elevada innecesaria y extremadamente cara (en mi ciudad natal Puebla), sería inmensamente útil tener datos sobre inventarios de árboles en nuestra ciudad, y poder hacer gráficos y comparativos con el número de árboles por metro cuadrado en comparación con otras ciudades del país o del mundo.

 


Dataset del inventario de árboles de París, portal de datos abiertos en OpenDataSoft

Los datos fortalecerían nuestra lucha para evitar la tala de 235 árboles, argumentando que Puebla tiene un déficit inmenso de áreas verdes (3 veces menor del mínimo señalado por la OMS). También generarían un diálogo más civilizado con el gobierno para discutir y argumentar con base en datos y no percepciones y pasiones. Hoy estos datos no existen en Puebla como en muchas otras ciudades, así es que nos veremos obligados a levantar esos datos nosotros mismos.

Un tercer aspecto es que, si los datos son facilitados a los ciudadanos en plataformas que les permitan explorar la información por ellos mismos, al facilitar el acceso y la comprensión de la información de una manera más rápida, vamos a aumentar el interés y la curiosidad de más ciudadanos que hoy no se involucran porque les parece muy complicado. Al reducir la barrera de entrada a la comprensión de los datos, cualquier ciudadano podría visualizar y comprender la información sin necesidad de ser un experto en análisis de datos, lo cual puede despertar un mayor interés en involucrarse en asuntos públicos y por lo tanto, incrementar la participación ciudadana.

LOS DATOS ABIERTOS TIENEN IMPACTO SOCIAL

Como en muchos casos, cuando uno está metido en un tema, todo lo ves con ese foco. Ahora todo lo miro con ojos de #datosabiertos. No duermo bien por el ruido de un bar que está debajo de mi apartamento, y ahora voy a instalar unos sensores de ruido exterior, y subirlo a la plataforma de OpenDataSoft para poder generar gráficos y compararlo con los niveles máximos autorizados.

Medida del ruido en la Plaza de la Nación, París. Dataset de valores máximos. Portal de datos abiertos operado por OpenDataSoft

 

En cada aspecto de la vida pública y privada, tener datos nos pueden ayudar a defender nuestras luchas comunes o individuales. El primer paso se está dando a nivel internacional, que es presionar a los gobiernos a que abran canales de participación y portales de datos abiertos donde los ciudadanos puedan acceder a la información. El siguiente paso es que se abran los datos que son realmente de interés para los ciudadanos, así como facilitar la visualización y comprensión de los datos a los ciudadanos no-expertos, a través de portales de segunda generación que permitan hacer comparativos y jugar con los datos para comprender de una manera mucho más rápida y fácil el contenido de esas bases de datos complicadas. OpenDataSoft es un ejemplo de este tipo de soluciones de tecnología que acercan al ciudadano a la comprensión de los datos.

Dataset de las ciclovías en la Ciudad de París. Portal de datos abiertos operado por OpenDataSoft

Los datos por sí solos no van a cambiar el mundo, al mundo lo cambiaremos las personas a través de las acciones que tomemos basados en esos datos. Sin datos seguiremos destinados a tener funcionarios públicos que puedan tomar decisiones autoritarias sin que podamos argumentar y proponer una solución alternativa. 
Por estas razones es que ahora me estoy especializando en comprender hasta dónde podemos llegar con los datos abiertos. No es una obsesión sin sentido, sino que en ese camino de “construcción personal” he encontrado que los datos abiertos son un elemento clave para que ciudadanos, organizaciones y funcionarios públicos por igual podamos luchar por nuestro objetivo común: construir mejores ciudades y países.

En este día...


@angienavarromx

Activista mexicana en temas de transparencia, participación ciudadana, gobierno y datos abiertos. Actualmente trabajo en OpenDataSoft para España y América Latina Mexican political activist in citizen participation, open government & open data. I am currently working at OpenDataSoft for Spain and Latin America. Master in Public Affairs, 2015, @SciencesPo #Paris. International Law 2006, @udlap #Mexico. Founder of @PueblaVigila, Civil Association Co-Founder of @ActivatexPuebla, local social network Active participant of former collective #reformapoliticaYA Passionate defender of animals, trees, rivers, and public green spaces. #demopart #eparticipation #opengov #opendata #opendata #civilsociety #LatinAmerica

1 comentario

Paulo Dominonni · 10/09/2016 a las 12:28 am

Fantastic

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir
WhatsApp
Buffer