Hace mucho que vengo hablando de las Redes Sociales, así como de la relación directa que éstas tienen con la denominada empleabilidad.  Hay muchos ejemplos en este blog, entre otros:

Más ahora, que yo también asumo ese proceso, tras una intensa etapa en mi anterior empresa y haber concentrado todos mis esfuerzos este último mes y medio en poder colaborar con la organización de la misión latinoamericana. El poder disfrutar de un montón de buenos amigos y responsables técnicos de diferentes países en Andalucía, poder conocer un poquito más algunas de las empresas TIC andaluzas más destacadas, un montón de proyectos emblemáticos en la administración pública, y poder ayudar de forma personal a la creación de nuevos lazos comerciales entre empresas e instituciones de ambos lados del Atlántico creo que ha sido la mejor recompensa a esa dedicación. Aunque, “es obvio” (dedicado a mis amigos chilenos 😉) ahora debo retomar mi vida profesional o mejor dicho, la búsqueda de esos nuevos retos profesionales.

Al final se trata de usar las redes como una herramienta de apoyo a la búsqueda activa de empleo, aunque no puede ser la única fórmula.  No se trata exclusivamente de usar nuestro pc o smartphone y decir que estamos buscando trabajo, ni tampoco confiar en que si todos los días empleamos nuestro tiempo en enviar ofertas de empleo, en participar activamente en las redes nos van a llover las ofertas. Aunque, si puede ser un magnífico complemento para anunciar que nos encontramos en una etapa de búsqueda de nuevos retos profesionales, buscar ofertas, entrar en contacto con profesionales del sector o de la empresa, indagar, recopilar información,…

Lo que antes se hacía boca a boca ahora se complementa con el uso de las tecnologías actuales y de las herramientas en red, que nos permiten llegar a más personas y sitios, pero no pueden ser nuestra única actuación.

Cada día son más y más los estudios que demuestran que los reclutadores o responsables de recursos humanos usan las redes sociales para seleccionar o descartar a posibles candidatos, por eso, es muy importante vigilar nuestra huella-marca-vida o como queramos llamarle digital (lifestream).

De hecho, según la infografía que acompaña a este artículo, y que ha sido elaborada por la agencia túatú social media & pr y PeopleMatters recogiendo datos de Reppler.com, en Estados Unidos, el 91% de los responsables de selección utilizan las redes sociales en su trabajo.

El 76% de los responsables de recursos humanos usa Facebook, el 53%, Twitter y el 48%, LinkedIn. Sorprende que la red profesional obtenga el resultado más bajo de las tres.

Según este informe, el 69% de los responsables de recursos humanos ha rechazado a algún candidato tras consultar su perfil en las redes sociales. Sobre todo penaliza el mentir sobre sus cualificaciones, como es obvio, y el haber realizado comentarios negativos sobre antiguos empleos.

Infografía Empleabilidad y Redes SocialesVía trecebits

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

2 commentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.