Hace poco más de 3 días que regresé de mi viaje a Paraguay, en esta ocasión para participar y conocer un poco más de lo que se está haciendo en el Plan Maestro TIC del Gobierno de Paraguay.  Y, además de venir completamente convencido, si exístia alguna duda aún, de cual es el camino que deben acometer todos los gobiernos para avanzar y crear riqueza, he visto unas increíbles oportunidades en un país, que aunque muy rico, a la vez de los más pobres de Sudamérica.  Como ya hicieran en su momento apostando por las energías renovables, siendo actualmente un icono mundial y generando electricidad por más de 10 veces el consumo total del país, ahora quieren liderar el crecimiento centrado en la generación de oportunidades basadas en las tecnologías.

Paraguay, al igual que otras regiones en momentos anteriores como Extremadura, ha decidido dar un ascenso de calidad en su actual situación, tanto social como económica, y pasar de un puesto retrasado a liderar el cambio.  Así, la única opción posible es el software libre, que además de crear una sociedad mejor formada y dotar al estado de soberanía tecnológica, crea tejido empresarial y riqueza innovadora, abriendo también el camino a la exportación de servicios relacionados con la Sociedad del Conocimiento.  ¿Y qué mejor opción que salir de los últimos puestos que apostando por la innovación, la formación y el conocimiento?

Como decía, Paraguay es un país muy rico en cuanto a su gente y sus recursos naturales, pero también gracias a su ubicación geográfica estratégica, por algo la denominan el corazón de Sudamérica.  Ahora lo que necesita, y parece que están en ese camino, es que sus dirigentes gestionen de forma eficiente todos esos recursos y posibilidades, abandonen su rol de meros consumidores e importadores, y de una vez por todas comiencen a exportar, pero no la dañina Soja o su carne, sino también servicios entorno al talento, al conocimiento basado en procesos colaborativos e innovadores.  ¿Qué mejor que hacerlo desde dentro para fuera?  Por eso, y gracias al Plan Maestro TIC, se plantea una completa revolución, desde el gobierno electrónico (implicando a todos los organismos y administraciones públicas), la ciudadanía, el tejido empresarial, … hasta la universidad.  De nada sirve tener capacidad productiva si ésta viene de afuera, mientras los paraguayos por falta de capacitación deben emigrar, y aquí, es muy importante el papel de todo el sector educativo, creando personas capacitadas, que no solo desarrollen este nuevo modelo, sino que lo mantenga y atraigan más talento.

El pilar clave del plan es la aplicación de software libre y los estándares abiertos, como única estrategia tecnológica que crea, además de soberanía tecnológica, ciudadanía más libre y mejor formada. Por otro lado, el hecho de involucrar activamente a todos los sectores y responsables, les ofrece una oportunidad única de poder convertirse en un referente mundial de calidad en el gobierno electrónico y la Sociedad del Conocimiento en el corazón del continente con más posibilidades de crecimiento.

El Plan Director TIC, no solo está magníficamente bien planteado, vertebrando e impulsando toda la Sociedad (universidad, gobierno, empresa, ciudadanía), sino que es el camino para conseguir un Paraguay que cree riqueza, tejido empresarial y exporte talento/conocimiento.  Como dice la visión macro del Plan Maestro TIC: "Realizar una sociedad del conocimiento de manera a transformar al país en centro de las TICs en América del Sur. Paraguay Digital significa proveer de manera equitativa oportunidades a todas y todos los miembros de la sociedad, a través del establecimiento de una Infraestructura de TICs y del desarrollo de los Recursos Humanos, al mismo tiempo ser un país confiable y transparente, con la provisión de servicios digitales de calidad, creando así, condiciones para un desarrollo económico sustentable y sostenible."

En Paraguay sus dirigentes tienen la oportunidad de sacar a su país de su letargo, gestionando de forma honesta sus recursos, ocupando el puesto que les corresponde, y no olvidando que las administraciones públicas no existen para desarrollar software o programas, sino para gestionar de forma eficiente para prestar servicios públicos.  Y su ciudadanía tiene la obligación de exigir que se cumpla esto, convirtiéndose en una fuerza crítica, reivindicativa, exigente y motora del cambio al que debe subirse Paraguay.

Paraguay Digital en la Sociedad del Conocimiento

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir