Ahora que muchas pequeñas empresas están sufriendo la crisis de los créditos, que no de las ideas o la innovación, cada vez más me pregunto cual será la salida a toda esta papeleta.  Nos encontramos con empresas que tienen proyectos, tienen personas, grandes profesionales y grandes ideas, con incluso proyectos adjudicados, pero… sin dinero líquido.  Por otro lado, nos encontramos con que los gobiernos y sus planes para afrontar las crisis lo tienen presente, pero en lugar de dar el dinero directamente a las pymes, se lo dan a las entidades financieras, y éstas, en lugar de repartirlo, siguen denegando los préstamos, créditos o como quieran llamarlo.

Al final todo se reduce a lo mismo, hay proyectos, hay dinero teórico, pero no llega a las empresas, y éstas, incluso con inmejorables proyectos e inmejorables posibilidades financieras, tienen que cerrar o despedir a los trabajadores.

Esperemos que el famoso plan E, las famosas ayudas financieras lleguen pronto y de una forma real, mientras tanto, solo nos queda resistir-sobrevivir y en ocasiones, muchas ocasiones frustrarnos.

Ahora que me planteo el futuro profesional y el de mis compañeros, y surge como una opción, el emprendimiento social, aún son más interesantes los artículos de mi amigo David de Ugarte: Salario bajo, amargo frío

Lástima que no lo tenga tan claro el sistema financiero internacional, ¿no creéis?

Yo por lo pronto me planteo como salida profesional de mis compis y mía propia La democracia es productiva

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Yoriento · 03/02/2009 a las 12:06 PM

Ramón, buena reflexión en conversación con De Ugarte 😉

Ramón · 03/02/2009 a las 12:09 PM

Gracias Alfonso, es lo que tenemos los ceutíes, que nos entendemos a las mil maravillas y podemos tener este tipo de conversaciones 🙂
SAludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.