Aprovechando que no había vuelo directo Malta-Spain, y que necesariamente hay que echar una noche por ahí, decidí regresar de Malta vía Dublín, y así, poder estar con mis amigos y recordar mis estupendos días en Dublín. Lo cierto es que estos días he tenido cara de “tontito” todo el día, eran muchas emociones juntas, recordar mis días en Dublín, estar con mis amigos, visitar mi antigua escuela…. Sin lugar a dudas, un sincero agradecimiento a mis amigos que aún viven aquí, pero especialmente a mis anfitriones Elsa y Andreas, que no se han separado de mí ni un solo momento, he estado en su casa como si fuera mía y eso sí, me han dado mucho “tute” deportivo. No quiero tampoco olvidar a mis amigos María (el corazón echo mujer), Rebeca, Louis, Cyrille, con los que también he podido estar un poquito y que me han demostrado una vez más toda su amistad.

El sábado llegué a las 16:20 y ya me estaban esperando en el airport Elsa y Andreas, luego tras dejar las cosas en casa, una quedada nocturna para cenar y tomar unas pintas con María y Rebeca, eso sí, comenzando mi maratón deportivo. Aunque algo acongojado, toda una experiencia moverme en Dublín con bicicleta e ir (y lo más importante volver tras las cervezas) al centro. Como siempre Mezz sigue siendo uno de los mejores pubs para tomar unas pintas, con buena música y un ambiente de lo más gruch.

El sábado era el preludio, el domingo nos fuimos a las impresionantes montañas de Wicklow y más concretamente a Glendalough, donde el salvaje -porque vaya que nos dió caña- de Andreas nos hizo hacer una ruta de unas 4 horas o casi cinco. Eso sí, impresionante los parajes, las vistas y la compañía, pero… ¡ que yo ya estoy muy mayor para tanta caña !.

Sábado noche, de nuevo con la entrañable María y Cyrille, más Elsa y Andreas, otra vez a Temple Bar, para cenar y tomar otras pintas. En esta ocasión estuvimos en un pub (no demasiado caro) que se llama algo así como Czeck Inn (es checo) para cenar y tomar más pintas.

Lunes por la mañana, visita a mi antigua Escuela, saludando a muchos amigos y a mis dos profesores preferidos, y comida, recordando otros tiempos, en la propia escuela (bocata de pollo al canto). Pude también saludar a Pedro Jurado (aka Pedro Melenas, de KDE hispano) que gracias al acuerdo con Hispalinux está estudiando en la Escuela (siendo la envidia de todos porque ha pagado mucho menos) y estaba bastante contento. Desde aquí mucha suerte en tu búsqueda de trabajo y piso en Dublín.

En el afternoon, visita y paseito por el parque de Stephens Green con Louis, y posteriormente compra de los ingredientes para hacer la ya tradicional Elsa-Andrea’s Paella. Una tarde-cena entrañable que lamentablemente tuvimos que no alargar por el tema de horarios y ser día laboral.

A todo esto lo más importante, rompiendo tópicos como casi siempre, en Malta me ha llovido regularmente, mientras que los tres días que he estado en Dublín, mucho solecito y buen tiempo (aunque eso sí…. temperaturas sobre los 5-15º).

Y el martes por la mañana, muy tempranito para el airport (desde donde hice este post), y… oh sorpresa, aunque llegué con tiempo como para coger incluso un vuelo anterior, el mío tiene demora 🙁 y en lugar de llegar por la mañana (desde las 6:30 levantado) llegué bien tarde a Málaga.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

2 comentarios

RAMON · 27/03/2007 a las 11:32 am

gracias yorus, tu post está recogido.
SAludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir