Vivimos tiempos de cambio, de mucho confinamiento y de uso intensivo de las tecnologías, si no lo hacemos entendiendo como las mismas funcionan, usan nuestros datos, nuestro tiempo, nuestra privacidad, mucho me temo que seremos mucho más adictos de lo que ya lo somos.

Necesitamos mantener distanciamiento social, pero este debe ser físico, nunca el humano, y las tecnologías nos pueden ayudar –no seamos esclavas de estas y de sus dueños-.
censura

En torno a nuestro nuevo puesto de trabajo, para aquellos privilegiados que pueden teletrabajar, surgen muchos «gadgets» y dispositivos, que pueden estar constantemente consumiendo nuestra «vida» (en el más amplio sentido de la palabra me temo). Debemos entender que estos nuevos compañeros -algunos ya con nosotros desde hace mucho-, son una puerta abierta a la Sociedad, por la que no solo salimos, sino también pueden entrar. Así, debemos procurar y exigir que nos protejan de cyberataques, resguardar nuestra privacidad y de un abuso de autoridad -sea de los gobiernos o de las trasnacionales- o al menos no nos vendan al «mejor postor». ¿Puede esta crisis global traer más poder a las trasnacionales y los gobiernos para controlar nuestros movimientos, nuestras conexiones, nuestra capacidad de estar informados?

Conceptos como neutralidad de la red, soberanía tecnológica y defensa de la privacidad surgen con fuerza, y yo sigo apostando con contundencia por la mejor manera de construir Sociedad, la que se hace entre muchos y muchas, buscando el bien común, construyendo entre todas y tomando como base los principios del Conocimiento Libre: igualdad, justicia y libertad.

La soberanía tecnológica es el resultado de la libertad, entendida como no dominación, de los estados frente a los poderes tecnológicos (ostentados por corporaciones tecnológicas privadas).

¿Se está empleando ya todo el potencial del «Gran Hermano» para monitorizarnos? ¿Se está aplicando una censura política sin miramientos con medios, informadores y redes?

censura internet

Hace justo 10 años, como pasa el tiempo, puse un ejemplo muy ilustrativo Cuba no es libre y la red debe ser neutral y como un concepto que a veces nos parece muy enrevesado puede trastocar nuestra forma de relacionarnos o simplemente trabajar o consumir.

De igual manera, durante estos años he escrito y dado muchos ejemplos de la importancia de controlar a la tecnología y no ésta a nosotros: Soberanía nacional e independencia tecnológica, pero… ¿Somos conscientes de todo lo que ello significa?

Por eso hoy, que la tecnología nos rodea y hace dependientes más que nunca, comparto una reflexión:

La base de la soberanía tecnológica es la garantía de la ciudadanía en libertad, sólo posible mediante la educación (en sentido amplio y en concreto la educación tecnológica) y la investigación (la Universidad).

Solo apostando por software libre y estándares abiertos obtendremos una Soberanía Tecnológica plena, y por lo tanto, tendremos el control total de nuestra tecnología, siendo dueños de nuestro presente y nuestro futuro.


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.