De todas las redes sociales existentes en la actualidad, Twitter es la favorita de los usuarios para enterarse, debatir y compartir tanto los acontecimientos noticiosos como los temas de interés político. Si, ya sé, en Facebook hay mucha más gente que en twitter, pero… no hablamos de cantidad, sino de calidad, o más concretamente de la espontaneidad del debate político y social.

Fue a partir del 2009 cuando se comenzó a utilizar para este propósito, cuando el avión de US Airways se precipitó sobre el río Hudson en Nueva York, y los pasajeros “twittearon” fotos y videos mientras estaban siendo rescatados.

La noticia recorrió el mundo en segundos, mucho antes de que los noticieros de TV o emisoras de radio tuvieran acceso o siquiera conocimiento del suceso. Esto despertó en las personas un nuevo instinto a la hora de twittear: comunicar e informarse del acontecer diario, y dentro del acontecer diario se encuentra, por supuesto, la política.

Evolucionando de una manera tan exitosa que hoy día 3 de cada 4 líderes políticos a nivel mundial son usuarios regulares de Twitter y la utilizan para hacer anuncios de su gestión. ¿Te queda alguna duda de la importancia de esta red para la política de la actualidad? A continuación te demostraré varios aspectos en los que resulta útil y hasta necesaria.

Optimizar la participación ciudadana

Una de las características de Twitter más beneficiosas para la política es que nadie está “fuera de alcance”. A diferencia del Facebook, donde tiene que haber una conexión de “amistad” para poder etiquetar a las personas, en Twitter todo aquel al que menciones con su nombre de usuario estará automáticamente etiquetado y recibirá dicho mensaje en sus notificaciones, y de igual manera podrá contestar a ello con libertad.

Esto ha permitido que todos los usuarios y usuarias de Twitter se sientan en la confianza de hacer críticas, ofrecer propuestas o de comunicar conflictos a los gobernantes y demás políticos, mientras que los políticos han encontrado en ello una manera más directa de conocer el pensar y el sentir de la ciudadanía para trabajar en función de su bienestar.Para que esta retroalimentación genere resultados positivos es importante que todos los políticos atiendan sus propias cuentas de Twitter, la autenticidad es la característica más valorada por la ciudadanía. Esto no significa que los políticos anden todo el día con su cuenta de twitter y abandonando el contacto físico o dedicando excesiva cantidad de horas, se trata de no simular ni automatizar la comunicación. Los electores y electoras siempre valorarán más las respuestas de sus representantes políticos si son escritas directamente por ellos. En Twitter, calidad es más importante que cantidad.

Motivación al sano debate

Twitter es una red social para el microblogging, es decir, todo lo que se comparte tiene una limitación de 280 caracteres (y no hace mucho, sólo 140), y por lo tanto debe ser conciso y aportar algo de real interés. Esta es la característica que hace de Twitter el espacio ideal para el debate político.

Cada vez es más común que los gobernantes, candidatos y otros políticos publiquen tuits en los que hablan de algún tema polémico y etiquetan a sus adversarios para dar cabida a una contienda de opiniones, propuestas y críticas idealmente constructivas, en un ámbito de respeto y diplomacia. Es esta la riqueza de la herramienta, pues la ciudadanía está cansada de mensajes estériles, de “buenrollismo artificial” y/o efemérides.

Estos debates modernos benefician directamente a la ciudadanía, no solo porque se encuentran a disposición de ser leídos por quien sea a la hora que sea y desde múltiples dispositivos, sino porque además son la forma más cercana de conocer las genuinas intenciones de cada representante político, y de su capacidad para enfrentarse a la crítica y resolver diferencias ideológicas sin necesidad de caer en el lenguaje ofensivo o en la desvalorización del adversario.

Diversidad de usos en Campaña

Si hay un propósito para el que se ha usado mucho Twitter es sin duda para hacer campaña política. Y es que ésta no se limita a que los candidatos comenten sus propuestas en sus tuits y acepten los debates de sus adversarios, sino que además se usan otras varias herramientas que solo Twitter ofrece y que son de gran efectividad para captar electores.

Una de esas herramientas son los trends o tendencias. Cuando una frase o un hashtag (las palabras precedidas por el símbolo numeral #) son mencionados en múltiples tuits tienen la posibilidad de convertirse en tendencia, y si eso ocurre, ese hashtag o frase aparecerá en la página principal de todos los usuarios de Twitter dentro de cierto rango territorial, lo cual se puede aprovechar para impulsar lemas de campaña, nombres de los candidatos, frases que motiven al voto, etc.

Otro excelente instrumento de Twitter para la campaña política son las encuestas. Esta red social permite crear encuestas públicas con una premisa o pregunta y varias opciones para escoger. Como requiere de muy poco esfuerzo, el nivel de participación es alto, y los resultados suelen ser compartidos, por lo que se trata de una magnífica fuente de estadísticas y datos para poder tomar decisiones en la campaña y determinar en qué posición de elegibilidad se encuentran los candidatos.

Las opciones son diversas, y apenas nos encontramos explorando este colosal terreno de las redes sociales para hacer política, por lo que puedo asegurar que queda mucho por aprender y por desarrollar, pero para ello no queda de otra ¡hay que arriesgarse, y participar!

Y entonces, ¿me sigues en Twitter?

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 commentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.