Si por trabajo, necesidad o placer viajas o vives en otro país, la interminable burocracía acaba con la energía de cualquiera, dedicando más tiempo a los trámites que a trabajar o disfrutar.  Pero.. no desesperes, hay mucha ayuda, como por ejemplo los amigos de Librestado.

Cuando uno sale de su país o tiene una vida un poco distinta a la del resto de mortales comienzan las dudas, los dilemas, los términos “burrocráticos”,… y lo de siempre, ¿a quién acudir?  Por no hablar de la realidad de muchas personas cuando viaja y trabaja en otro país que no es el suyo, desde las experiencias en formato humor que pueden ocurrir y una realidad mucho más cercana que vivimos los españoles desde hace muchos, muchos años.

España, país de emigrantes y expatriados

Llevo desde el 2010 viajando por América y trabajando para numerosos organismos multinacionales (CEPAL, OEA, PNUD, CLAD, BID,…), residiendo en otros tantos países, en ocasiones viajando a 7 países en un mismo mes, haciendo miles de kilómetros en aviones y, como con casi todas las personas con las que hablo, con mil y una dudas sobre qué hacer, donde residir, como cumplir con las obligaciones fiscales, laborales, tributarias, censales, etc.

Desde como cobrar, donde hacer los impuestos, cuales son las mejores cuentas para poder sacar dinero en tantos países sin pagar innumerables comisiones, como cumplir con las obligaciones fiscales de cada país, si debes o no hacer declaración de impuestos en cada país que trabajas, como hacer o recibir transferencias internacionales sin perderlo todo en tipos de cambios, etc.  y ¿a quién consultarle?  Tras mucho investigar y leer he llegado a este impresionante blog Librestado, con unas primeras reflexiones donde me veo muy reflejado:

… te habrás dado cuenta de que a cada paso que das, te encuentras con un montón de burocracia, y con un montón de gente (Hacienda, Seguridad Social y todo tipo de burócratas) que te pide dinero y te dicen lo que tienes que hacer.

…Como muchos otros emprendedores y ciudadanos antes que tú, te habrás resignado y habrás decidido aguantar lo que te echen. No tienes más opción que pagar lo que te piden y hacer lo que las regulaciones concretas de tu ámbito te obliguen a hacer.

Quizás tengas que contratar a un contable (o hacer tú mismo este trabajo), pagar a un asesor financiero, conseguir licencias, rellenar formularios… Y todo ello en lugar de dedicarte a tu producto y su venta.

Así que, tras poder leer largo y tendido me decidí a escribirles y consultarles mis dudas, hoy tuve una agradable videoconferencia-conversación con Adrián, uno de los fundadores de este gran proyecto, en el que creo me ha ayudado a comenzar a planificar que quiero ser de mayor 😉 Porque… los años pasan 😉   Y de lo que estoy seguro, seguro será una magnífica relación (ya saben, hay que rodearse siempre de la gente que te aporta, tanto profesional como sobre todo humanamente, y estos dos emprendedores de Librestado seguro que lo son).

RRyCiaY en serio, mi actual situación es algo incierta, con una empresa en México recién creada, un gran grupo de gente talentosa implicada y que culturalmente nos aporta mucho a todas, esto de ser la ONU de la Consultoría viniendo de tantos países (Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, México o Venezuela) nos enriquece, aunque ….también nos genera algunos conflictos y problemas.  Sin obviar lo más importante, logros que siguen llegando gracias al trabajo colaborativo, y un futuro prometedor pero no escrito, ofertas en varios países para comenzar nuevos proyectos, una familia que se resiente bastante de estar tantos meses fuera de casa (solo pude venir hasta el momento 10 días en todo el año), y….. mil dudas.   Pero… estoy convencido que con la ayuda y asesoramiento de gente tan experta como Adrián, todo este camino será mucho más sencillo.

¿Qué recomendaciones o experiencias tienes tú? ¿Alguna reflexión que pueda servirnos?

Categorías: Personalviajes

Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir