De diferencias electorales entre México y España, y sobre todo, la diferencia de hacer política de los verdes a ambos lados del Atlántico.

España y México son dos países alejados por un océano y unidos por un mismo idioma. Si hay algo que me impresiona es la diferencia existente entre ambos países a la hora de hacer campañas políticas. Ya no solo por las diferencias del propio sistema electoral, o algunas significativas ventajas de México, por ejemplo ellos no deben mantener a una familia por el simple hecho de tener un “apellido real”, sino también por la propias campañas y la forma de comunicar.

Podría hablar mucho y tendido sobre las diferencias culturales o políticas que día a día me siguen llamando la atención, pero una de las que más hablan los consultores es la enorme profesionalización existente, a diferencia de España, donde la comunicación política es más interna que externa (eso no quita que se contraten y existan consultores políticos externos, pero son los mínimos).  Igualmente sorprendente es la posibilidad de trabajar con todos los espectros políticos. Es decir, mientras que en España, un consultor de un partido raramente trabajará para otro político, en México, no solo puede trabajar para varios en diferentes campañas, incluso los hay que lo hacen de forma simultánea -en cada Estado con un partido-.

Aunque realmente lo que más me ha sorprendido de estas pasadas elecciones ha sido la impunidad y la enorme cantidad de recursos empleados, principalmente por un partido que dice llamarse verde-ecologista, pero que ha sido, sin lugar a dudas, el que más ha contaminado políticamente la contienda electoral.

Que un partido, incluso antes del comienzo oficial de la campaña, haya incumplido toda la ley electoral en materia de publicidad puede ser escandaloso, que además haya sido multado con cifras astronómicas (en un solo día fue multado con 324 millones de pesos por ejemplo) sin importarle ni afectarle en su día a día, o que sea el partido con más comentarios negativos en noticiarios no le importa.

Lo que en mi humilde opinión roza el colmo de la indignidad, tanto de las instituciones que deben velar por el buen desempeño democrático como de la propia ciudadanía, es lo que hicieron durante los día de reflexión y el propio de votaciones: celebridades ligadas a la televisora del Ajusco y a Televisa comenzaron a publicar mensajes a favor del Partido Verde Ecologista de México

y entre todos, el del propio seleccionador nacional de futbol -que de veras que hasta yo acabé ofendido-:

Tuit seleccionador Mexico vendido

Que algunos famosos sin  ningún tipo de vergüenza o respeto por la democracia, los denominados por sopitas lista verde de la vergüenza, vendieran su dignidad por unos cientos de miles de pesos realmente demuestra muy poco de su amor por el país y la democracia, pero que el seleccionador lo hiciera, más jugando ese día, es para directamente expulsarlo.  ¿Imaginan que el seleccionador español lanzara un tuit en favor de un partido político en elecciones en España?  No sólo lo cesarían ipsofacto, es que directamente la gente se echaría a la calle; sin embargo, en México, no pasó absolutamente nada 🙁

Por no decir, que incumple además los códigos de ética de la Femexfut y la FIFA, aunque…. claro, hablar de FIFA y ética en estas semanas es poco más que hablar del propio seleccionador mexicano y su falta de vergüenza y dignidad.

Ni que algunos actores salieran a demostrar que no todos son iguales o que el propio Instituto Nacional Electoral catalogue de acción concertada por el Verde tan triste hecho, creo compensa el daño de imagen que a la democracia hacen la impunidad con la que actúa el Partido Verde Ecologista de México.

Más si como parece, de nada sirven las diferentes muestras ciudadanas de indignación con todos los hechos acontecidos en estas elecciones, o la petición de más de 160.000 ciudadanos para que #QuitenRegistroAlVerde o las diversas y constantes peticiones de la ciudadanía al Instituto Nacional Electoral (INE) para que responda a las múltiples peticiones de dignidad en la política mexicana.

¿Imaginan a Equo o cualquier otro partido ecologista europeo realizando tal cantidad de fechorías electorales? ¿O realizando tal despilfarro de dinero?

Por cierto, ahora entiendo por qué el Partido Verde Ecologista de México es el único partido que se llama así que no pertenece a la “familia verde” europea y fue expulsado de la organización mundial de partidos ecologistas, la Global Verde.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

1 comentario

idecasso · 18/06/2015 a las 10:29 pm

México no sostiene a una familia, sufraga los gastos de varias familias, el poder en México es endogamico. Un político que no pertenezca a una familia de políticos difícilmente pasará de los niveles más bajos del poder. El actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, pertenece al grupo Atlacomulco del Estado de México, tíos, abuelos, primos metidos en la política nacional. En muchos casos, los candidatos de partidos “opuestos” son primos o parientes. Al final, la familia solo sigue creciendo en su esfera de poder. Además creo que es justo señalar que al terminar un presidente de la república su mandato, se le asigna una pensión vitalicia millonaria junto con un equipo de escoltas militares además de gastos médicos y diversas prestaciones. Por otro lado, el Partido Verde Ecologista de México(PVEM) surge a finales de los años 80 bajo la nueva ley electoral que promueve a los partidos pequeños al exigirles un porcentaje mínimo de votos a nivel nacional para continuar financiando su funcionamiento con dinero del erario público. El PVEM nunca ha sido un partido ecologista, tan solo es un partido que busca simpatizantes entre las personas preocupadas por el medio ambiente. Es dirigido por la familia Gonzalez, normalmente forma alianzas con los partidos en el poder para hacer el trabajo sucio durante la elecciones y absorber todos los golpes de los tribunales. Si se quita el registro al Verde simplemente formarán otro partido con otro nombre. Además hay toda una telaraña de poder detrás de este partido político que se dice fue formado por decisión de Carlos Salinas, ex-presidente de México. Hace unos años grabaron a su presidente Emilio Gonzalez haciendo acuerdos para construir un hotel en una zona natural protegida. Es un partido tan ecologista como Monsanto. Y realmente las protestas en México no sirven de mucho, por que los mismo mexicanos ven mal a quien protesta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir