Aunque inicialmente levantó mucha expectación, este rocambolesco invento, que pretendía replicar el famoso Silicon Valley usando como únicos argumentos el clima y el PTA, parece que cada vez levanta más rechazo, menos adhesiones y más negatividad mediática.

Y es que desde el principio, si ha tenido algo este proyecto ha sido circo mediático, porque ni era un proyecto malagueño, ni mucho menos un proyecto en el que creyeran los agentes innovadores, las instituciones en su conjunto ni las empresas innovadoras malagueñas -tal vez porque eran demasiado pequeñas para participar-.

Así, David Moreno, uno de los amigos que más ha escrito y conoce este  tema, nos hace una comparativa y estado de situación en la Revista El Observador: ¿Quién se reparte la tarta del Málaga Valley?

Y es que parece que hasta “la cárnica”, sobrenombre con el que se conocen a la famosa empresa malagueña, se queja de este proyecto chiringuito, que aún no tiene sede, no ha hecho más que vender humo y que no ha traído ninguna otra cosa a Málaga.  Pero aún lo que es peor, como nos cuenta David, comparar el PTA y este proyecto con el Sillicon Valley, basado en una una relación bidireccional de la Universidad de Stanford, una apuesta decidida de las administraciones públicas por la Innovación, la I+D, el progreso tecnológico,… es cuando menos absurdo.  Falta apoyo y decisión política, faltan sinergias, sobra circo mediático y una apuesta real por las empresas malagueñas que crean trabajo de calidad e innovación real.

Aún más desolador es ver como se ha malgastado dinero del consistorio malagueño , según el artículo, 5 millones de euros para empresa foráneas, y claro, es fácil planteárselo, ¿no hay empresas innovadoras en Málaga?  Yo desde luego conozco un buen puñado de ellas, que no necesariamente están afincadas en el PTA, más bien todo lo contrario, muchas que se asemejan a las startups californianas, muchas con comienzos similares a las que ahora tienen fama mundial y que siguen en Sillicon Valley.

Es vergonzoso leer que hasta la Universidad de Málaga prefiere comprar/pagar por software de otras ciudades o países cuando en Málaga, y en muchas ocasiones por estudiantes formados en la propia Universidad, existen empresas realmente innovadoras.  ¿Tan descontenta está la Universidad de sus alumnos?

Aunque no creo que sea por falta de conocimiento o proyectos, me ofrezco a sugerirles a los responsables políticos y técnicos de las diferentes administraciones comentadas en el artículo, creo que no se escapa ninguna, empresas malagueñas que apuestan por la innovación, el progreso tecnológico, la creación de riqueza y tejido empresarial,… No hay nada más triste e inmoral que malgastar el dinero público, dárselo a las de siempre en concepto de subsidios o de la falsa creencia de apuesta por la modernidad,… cuando existen empresas malagueñas innovadoras, deseosas de crear proyectos, empleos y riqueza en la región.  Mientras tanto, me reitero en mi anterior reflexión: El nuevo Plan E, ¿ladrillo o innovación?

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

5 comentarios

Amalio A. Rey · 12/05/2010 a las 6:53 pm

Desde que escuché la noticia de NOVASOFT y las declaraciones de Jose Luis Marcos, intenté “menear” el tema en Twitter, para abrir un debate sobre este asunto. Queria escuchar otras opiniones y generar un debate sobre este proyecto que siendo una buena idea en sus origenes, ha tenido una implementacion penosa. Estoy de acuerdo que se trata de un “circo mediatico” pero uno mas de los que nos tienen acostumbrados en Andalucía (y no solo en Málaga). Aqui se reproducen todos los vicios que ya conocemos asi que no me sorprende: 1) Más marketing que contenidos, 2) Traernos gente de afuera que no aporta valor, ni le importa un pimiento esta ciudad, 3) No confiar en el talento que tenemos, 4) Soluciones bottom-up, fabricadas desde arriba y por “expertos”, en lugar de movilizar de verdad el “ecosistema” desde abajo, es decir, bottom-up, 5) Uso de etiquetas rimbombantes vacias de sentido, porque equiparar lo que podemos hacer aqui con el Silicon Valley denota una escasa creatividad y una gran ignorancia (¿Pero es que creemos que los inversores son tontos y se lo va a creer?), 6) Desprecio y desconocimiento por la innovacion genuina que es realmente emprendedora, y que la hacen los pequeños, las pymes (son las que dieron el vigor definitivo al milagro del Silicon Valley). En fin, lo que mas me molesta de este “caso de estudio” es el desprecio por lo nuestro, la apuesta absurda por el marketing-de-cascara-vacia y ese hábito compulsivo que tenemos esta region de hacer las cosas con tanta opacidad y falta de participacion. Te invito desde aqui a que sigamos “dando la vara” con el tema, impulsando el debate, para que se escuchen tambien otras voces que seguro tienen cosas interesantes que contar. Muchos callaran porque se juegan intereses, pero al final la vida pondra a cada uno en su lugar.
Saludos, y… ¡¡y seguimos abriendo el melon!!

Ramón · 12/05/2010 a las 9:59 pm

Hola Amalio, totalmente de acuerdo contigo, lástima no haberme enterado antes de la cuestión y haber descubierto tus intentos de mover el tema, pq hubieses contado con mi total apoyo como ahora lo tienes.
Coincido plenamente con todo lo que dices, los proyectos que suelen contar con el apoyo mediático e institucional suelen ser generalmente proyectos generados para marketing político, y los pequeños proyectos, los que son realmente innovadores siempre son boicoteados, ocultados, hundidos, pisoteados por las “teóricas empresas innovadoras” y por la falta de impulso político.
Es evidente que la gente se calla, en ocasiones por miedo, en otras por prudencia y en otras por miedo a futuras prebendas.
El debate está abierto, al menos entre los pequeños, pero seguirá lamentablemente abierto y mientras no se apueste por empresas realmente innovadores, las pymes, las startups, los emprendedores, la cooperación frente a la zancadilla, la colaboración frente a la imposición, la pasión frente al renombre,…. Málaga seguirá siendo cualquier cosa, pero desde luego ni Silicon Valley, ni Bangalore Valley,…. y más la ciudad del pescaito frito.
Saludos

David · 12/05/2010 a las 11:06 pm

Como no podía ser de otra manera, me sumo a la iniciativa. Considero, como ya he comentado en otras ocasiones sobre Málaga Valley, que se está haciendo un uso excesivo del marketing para una iniciativa que no ha apostado ni por las empresas ni por los activos personales de las mismas en Málaga. Todo viene de fuera, con grandes lemas buscando titulares rimbombantes y el potencial creativo local se deja a un lado mientras, como ya creo que se ha dejado constancia, se reparten la tarta tecnológica desde fuera de la provincia.

Zapato · 27/08/2010 a las 11:46 am

Esto es una vergüenza. Yo trabajé algunos años para algunas de las empresas implicadas, y puedo decir que están dirigidas por incompetentes que solo venden humo y viven de subvenciones de la CEE. Y esta parafernalia no deja de ser otra historia para "rascar" lo que se pueda.

"Malaga Valley"??? Quieren hacer de Malaga un referente tecnologico e innovador y ni siquiera pueden crear una marca propia? Malaga Valley??? Es tristísimo…

Actualmente vivo y trabajo en UK, y puede que sea la perspectiva que te da mirar estas cosas desde fuera, pero el caso es que resulta bastante pátetico. El PTA has sido una mentira desde su creación y mientras el sector técnologico este en mano de este tipo de mentalidad, Malaga no puede ser un referente tecnologico en la vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir
0 Compartir