Regreso de unos días de mucho conocimiento libre, de mucho compartir, de mucho producir y de mucho de buena gente, y como siempre, todo lo bueno se acaba y te vuelves a encontrar con la cruda realidad. En este caso, el aeropuerto de Bilbao, y… creo que otros cientos de aeropuertos nacionales. Aún recuerdo con que sorpresa me encontré en el aeropuerto de Gran Canaria que podía aprovechar el rato de espera para conectarme, enviar algunos correos y producir. Pero… lamentablemente la norma no es esa, la norma es que un servicio que como siempre digo debiera ser de acceso universal, al igual que en los países desarrollados ocurre con el agua o la electricidad, se convierte en un lujo, un servicio de coste añadido, que además, raramente se suele abonar por él, directamente no se usa y listo. Y entonces, te lo planteas, cuanto costaría poner wifis gratuitas en los aeropuertos como me ocurrió en Gran Canaria, ¿ cuánto los usuarios de un servicio público como un aeropuerto y que al menos, de forma absurda y obligatoria, deben pasar entre una y dos horas esperando, lo agradecerían? Y … ¿cuánto no se podría aprovechar y producir en ese tiempo?

Por si fuera poco, clickair otra vez me sorprende. En mi viaje de ida, el embarque que estaba previsto para las 10:30, se produjo a las 9:50, porque querían despegar antes, y de hecho así fué. Pero ahora, justo lo contrario, llego al aeropuerto y… :(:( “delayed” “retrasado”, estimado y por el momento 1 hora 🙁

De los absurdos controles de seguridad, de lo absurdo de tratar a la ciudadanía como borregos, de aquello de descalzarte, de lo de obligarte a comprar los líquidos, aguas,… porque no te dejen a pasar con ellos por “medidas de seguridad”… ¿que os voy a contar? Eso lo dejamos para otra ocasión.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Venan · 02/02/2009 a las 5:00 pm

Tienes toda la razón. Es más, el diseño del aeropuerto de Bilbao es obra de un afamado arquitecto que hizo algo “muy bonito”, para enseñar, como el resto del “nuevo Bilbao” y por el que cobró una pasta.
Eso sí, cuando llueve (cosa rara en Bilbao) hay goteras por todos lados, y cuando vas a buscar a alguien tienes que esperar literalmente en la xxx calle.
Por fin se han decidido a solucionarlo, y van a cubrir la zona de espera de llegadas, y a que no adivinas a quién le han encargado el proyecto? Sí, al mismo responsable de las goteras!
Esperemos que cuando vuelvas a visitarnos, estén mejor las cosas.

Ramón Ramón · 02/02/2009 a las 8:59 pm

Hola Venan, es cierto y pude comprobar todo lo que dices, y efectivamente me resultó muy anecdótico que la gente debiera esperar en la calle. Aún así, he regresado muy contento de este viaje, y no te puedes asegurar lo incómodo que es viajar en el avión cuando no te caben las pierans, por la gran cantidad de gente que he conocido y la calidad humana de todos vosotros.
Un fuerte abrazo, y como bien dices, espero volver a visitaros pronto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir
WhatsApp
Buffer