Tras más de dos semanas fuera de casa y bastante agotado, está uno loco por llegar a casa, deshacer la maleta, poner la colada y… descansar o ponerse con el ordenador. Sin embargo, el panorama que me he encontrado en mi escritorio ha sido de película.
Según parece, ya que no hay nadie en casa, la repisa ha cedido (eso me indica que debo quitar tanta documentación-trastos) y todo se fue al “garete”. Supongo que si llega a haber alguien en casa se hubiese llevado un buen susto, por no hablar de mi mismo si me pilla trabajando o en cama. Así que… tras llegar sobre las 20:30 y con muchas ganas de relajarme o ver tranquilamente el correo, me he tenido que poner a recoger todos los papeles, cd’s, discos,… que había por el suelo, por no hablar de la impresora que estaba colgando y que no sé como ha resistido 🙁
Al final un pequeño susto, mucho curro de ordenación (pero eso para otro día) y.. ya estoy delante de mi pantalla, eso sí, algo bollada 🙁

En este día...

Categorías: Personal

Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir