Oferta de trabajo en Hispalinux

Publicado por Ramón en

Traslado textualmente la impresionante oferta de trabajo que envía a la lista de socios el amigo y compañero Javier Cuchí:
Publicación en fase de anteproyecto, con vocación de lider en su sector precisa cubrir las siguientes plazas:

· 3 redactores – Se piensa en tres personas de uno u otro sexo, que sepan escribir (es decir, redactar) con cierta dignidad (ya se sabe: sin faltas de ortografía -acentuación y puntuación incluidas- sin faltas de sintaxis), capaces de transmitir ideas con un cierto ritmo que suscite un interés creciente en el lector, avezados en la cotidianidad de la red y del mundo del software libre y con iniciativa suficiente como para buscar temas inéditos. Genial si, además, esto de la prensa es lo suyo y para nota como, además, tengan experiencia en [buenos] productos similares

· 1 maquetista – Que lo va a tener muy crudo porque habrá de trabajar *con software libre* (eso sí: el que quiera, aunque se le sugiere OpenOffice.org); sí, ya sé que OO.o tiene muchas limitaciones como autoeditor, pero es lo que hay; se espera un cierto gusto en materia de diseño gráfico y algunos conocimientos -no a grandes niveles, pero algunos- de artes gráficas y de ortotipografía. Tambien ha de saber buscarse la vida para hallar recursos gráficos libres o, cuando menos, sujetos a una licencia que permita su uso gratuito sin ánimo de lucro.

· 1 ayudante de maquetista – Cuyo perfil sería el mismo que el del ‘oficial’, aunque habría mucha más tolerancia en la cuestión de la experiencia y de los conocimientos.

PERFIL DE LA TAREA

Crear el Boletín de Hispalinux y lanzar un número cada trimestre con una versión «beta» (número 0) a finales de año. Como ventaja, y también como inconveniente, partimos absolutamente de cero: únicamente se piensa en un archivo PDF, en una hoja de estilos que permita en un futuro una eventual impresión en papel y en un volumen inicial de no muchas páginas (ocho, a lo sumo). A partir de ahí hay que idearlo y ejecutarlo *todo*

Los tres redactores, el maquetista, su ayudante y el coordinador, junto con la persona que al efecto designe la Junta de Hispalinux, formarán el consejo de redacción que actuará como elemento planificador de cada número, participando todos los miembros, del primero al último, en esa planificación, de tal manera que cada número del boletín sea verdaderamente obra de todos.

REQUISITOS Y BENEFICIOS

Es *absolutamente imprescindible* la constancia en la colaboración y en la implicación. La idea es que el proyecto no suponga cargas importantes de trabajo para ninguno de los miembros de la redacción, cosa que vendrá favorecida por la relación volumen del boletín-periodicidad en su aparición. Pero, una vez lanzado el número 1, el boletín *tendrá que salir como sea* con cada cambio de estación. O sea, que se exige un buen nivel de auto-responsabilidad y de compromiso.

Es *muy necesario* saber trabajar en equipo y tener siempre presente que hay que aportar soluciones, no problemas.

Es *muy saludable* tener espíritu de iniciativa. El valor de la publicación estará en las ideas que contenga, tanto en su fondo como en su forma.

En el capítulo «retribuciones, bonificaciones, gratificaciones y otros ‘ones» cabe destacar:

– Palmaditas en la espalda
– Acrisolado prestigio como socio de élite
– Quizá -sólo quizá- pillar algún cortadito o carajillo de gorra en ocasión propicia
– Recibir críticas feroces, despiadadas y hasta faltonas de quienes jamás moverán un dedo por hacer algo útil en la Entidad (aclaración necesaria: no escribo esto pensando en nadie en concreto, aunque si alguien se da por aludido, el que se pica, ajos come)
– Recibir insultos, calumnias, escupitajos y bravuconadas por parte de no pocos que ni siquiera pertenecen a Hispalinux (ya veréis en Barrapunto, ya…)

Y hablando de Barrapunto (por si alguien quiere postear esto allí), para formar parte de la redacción *no es estrictamente necesario ser socio de Hispalinux*, aunque, bueno, en fin, por aquello de la estética, quizá que… ¿no?

Bueno, pues los interesados, de uno en uno, en perfecta formación y sin amontonarse a la puerta, pueden escribirme –*por privado*– lo que les parezca (en estas condiciones no me atrevo a exigir curriculum ni cosa parecida) y serán contactados y entrevistados en su momento.

Acusaré recibo de todos los mensajes inicialmente y, posteriormente, contestaré a todos y cada uno lo que sea procedente. Garantizo que no habrá calladas por respuesta aunque, eso sí, darme tiempo, porque el aluvión de emilios que voy a recibir me obligará seguramente a tormarme unas semanas para responder a todos.

En este día...

Categorías: Personal

Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Deja un comentario