Este domingo pasado, aunque fue un día lluvioso, en compañía de una pareja de amigos míos, nos fuimos a explorar un pelín más la isla, y de paso, experimentar con los famosos autobuses malteses.
Primeramente fuimos a Blue Grotto, unos acantilados y extrañas figuras en la costa sur, que son una verdadera pasada (lástima que nos callera una buena, lo que los ingleses dicen: “llovieron dogs&cats”). Más tarde visitamos los templos megalíticos de Mnajdra y Hagar Quim, los más antiguos que se conocen de toda la humanidad y en todo el mundo (si, si, están en Malta, fíjate que curioso.).
Pero… si algo me dejó impresionado fue la breve visita (que espero ampliar en estos días) a la Concatedral de San Juan en la Valleta, una verdadera obra de arte. Me atrevo a decir que aunque no suelo visitar iglesias y demás, esta catedral es para mí de las más bonita del mundo. Lo que más impresiona además es su sobria fachada que choca frontalmente con su interior, cargado de mármoles, ornamentos y riquezas varias, incluyendo dos obras de Caravaggio. Una visita que no podéis perderos si venis por Malta.
Bueno, aunque no con toda la calidad que me gustaría, he dejado algunas fotos en mi flickr como siempre: templos, catedral, blue grotto.

En este día...

Categorías: Malta

Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.