Aunque el viaje de este finde ha sido una verdadera paliza, creo que el esfuerzo ha merecido la pena, y armados de muy buen rollo y dos coches franceses, 4 españoles, 2 franceses (los dueños y conductores) y 2 koreanos nos lanzamos a la aventura, recorriéndonos toda la costa suroeste de Irlanda y unos 1200 km. Es un viaje que recomiendo a todos cuantos deseen ver unos parajes impresionantes y lugares de postal, aunque eso sí, con un poquito más de tiempo.
El primer día salimos de Dublín sobre las 13:45 y llegamos a Killarney, un bonito pueblo en el comienzo del denominado anillo de Kerry, sobre las 21:00, demostrándose una vez más el estado en el que se encuentran las carreteras de Irlanda. Un trayecto de unos 300 km se convierten en 6 o 7 horas de carretera, algo impensable en España. Tras hacer noche en dicho pueblo, el sábado muy tempranito (sobre las 8:00) comenzamos el recorrido del anillo de Kerry, que ampliamos con el denominado anillo de Kells. Si observáis las fotos que sacamos del viaje, podréis comprobar por qué es uno de los puntos más visitados en Irlanda, lo cierto es que no se puede describir con palabras. El anillo de Kerry se puede hacer en unas 5-6 horas, haciendo además bastantes paradas con los coches.
Por la tarde continuamos rumbo a Cork, sin dejar de visitar puertos y bonitos paisajes, y aunque el camino es más largo, creo que merece la pena hacer el recorrido por toda la costa.
La noche la hicimos en Cork, no sin antes tener algunos percances en el hostel, debido a una mala gestión de nuestra reserva; aún así salimos muy satisfechos, ya que no sólo nos rebajaron a la mitad el precio, sino que dos de los componentes del grupo pudieron dormir en un maravilloso B&B, eso sí, dormir seis personas en una habitación de cuatro provocó algunos inconvenientes, nada que no se solucionase con el buen rollo que llevábamos.
El domingo, también muy tempranito, y sin visitar Cork, nos recorrimos casi toda la costa y sus correspondientes pueblos, unos 100 km de costa, destacando Kinsale (un lugar con una importante historia y relación con España) y Klonakity.
Destacar que aunque hay que tener mucha atención a la carretera (al igual que en otros países de habla inglesa se conduce por la izquierda), y que estas son bastante malas, no es excesivamente peligroso el moverse en coche por Irlanda, y es una muy buena opción. De hecho el sábado estuve bastante tiempo conduciendo uno de los dos coches. Por otro lado, el pernoctar en un hostel, además de ser más económico, te permite poder usar sus cocinas y hacerte tu propia comida.

En este día...

Categorías: Irlanda

Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir