Esta mañana cuando finalicé las clases (14:00 hora española) recibo una llamada de un compañero de Focus (Pablo) diciéndome que necesitaban, hoy mismo, una fotocopia compulsada de mi DNI en la Delegación de Innovación de Málaga para uno de los proyectos que hemos presentado y que claro, como estaba en Dublín, no podía ser in-situ. Aquello que me dice, no te preocupes que voy a localizarte donde está la embajada y ahora te llamo en un rato. Pablo, no sólo se enteró de donde estaba la embajada en Dublín, sino que había llamado, se había puesto en contacto con una funcionaria (Rosa) y que me esperaba entre las 15:30 y las 16:30 en la embajada para realizar todos los trámites. Si ya me impresionó la eficiencia de Pablo, más me impresionó que me esperaran en horario de tarde y con la embajada cerrada. Pues ni corto ni perezoso me fui con tres compañeras de clase en busca de la embajada (en uno de los barrios lujosos de las afueras). Como llegamos antes de tiempo, nos encontrábamos en la puerta esperando que fuese las 15:30 para pegar al timbre, y todos con una cara de felicidad que no veas, pues.. estábamos casi en suelo español. A esto que sobre las 15:20 aparece un coche con un señor que iba a entrar por la puerta contigua para coches, y de repente nos abre la ventanilla de su coche y nos dice, “os pasa algo, os puedo ayudar”. Como le dijimos que estábamos esperando, nos dijo que si queríamos pasar que sin problemas, que adelante y entramos con él. No sólo nos invitó a entrar, sino que además, se interesó por lo que necesitábamos y directamente realizó todos los trámites, desde la fotocopia del DNI (aunque yo le llevaba una) hasta los papeles que teníamos que rellenar. Fue una gozada la amabilidad y cordialidad con la que nos trató en todo momento, y tras charlar con nosotros un poquito (lástima que no fuese más tiempo) vino otra funcionaria (esta mucho más seria) que finalizó todos los trámites. La conclusión de todo es que con funcionarios, personas tan amables como estas da gusto, y además, hemos estado un poquito (unos 30 minutos) en suelo español. 🙂
Gracias Luis y Rosa por vuestra amabilidad, trato y hacernos sentir un poco más humanos todos. Y por supuesto enhorabuena a Pablo por su siempre buen hacer y estar en todos los detalles (me has dejado impresionado con tu llamada a la embajada).
Por cierto María (una de mis compis) gracias por ser una nueva lectora de mi blog 😉

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twittear
Compartir
Compartir
WhatsApp
Buffer