Ahora es el Senado el que desprecia la realidad en la que está sumergida la ciudadanía

Un nuevo caso de desprecio y desconexión con la realidad de nuestros responsables políticos y técnicos, 500.000 € por unos servicios que apenas serán usados, pues es tal el divorcio entre la clase política y la ciudadanía que no consiguen que se participe en las diferentes plataformas de participación ciudadana que se crean o inventan. Pero lo que es peor, que podría haber costado 100.000 €.

Cada vez que se presenta un nuevo servicio tecnológico, me pregunto lo mismo: ¿De veras será utilizado por la ciudadanía? ¿No será un nuevo invento mediático de “pan y circo”?, pero sobre todo, ¿cuánto habría costado si lo hubieran hecho empresas con software libre y profesionales del país?  En este caso, El Mundo y su artículo Por qué cuesta casi medio millón de euros la renovación web del Senado, nos da la respuesta, un ahorro que avergonzaría a los responsables de la decisión si tuvieran vergüenza y realmente estuvieran pasando por la grave situación que pasan muchas personas en este y otros muchos países.

¿De veras que no hay nadie que pueda frenar este despropósito constante? Personas, familias, negocios, ilusiones,… en la calle, sin nada incluso que comer y una tras otra seguimos escuchando como se sigue tirando el dinero público.

Algunos de los datos que recoge la publicación son para …..

  • Casi la mitad del gasto va a licencias del buscador y del editor contenidos
  • coste real no debería haber pasado de 100.000 euros
  • los mejores buscadores son hoy en día de ‘software’ libre -Lucene y Sphinx-, así que el coste de la implantación de un buen sistema de búsquedas tan solo debería incluir la correcta configuración de ambos programas
  • la web no cumple los requisitos de accesibilidad”

Como convencido de que las tecnologías pueden ayudar a mejorar los servicios para la ciudadanía, la transparencia política, la comunicación, la formación, … siempre estaré a favor de la modernización y del empleo de TICs en los servicios públicos, pero debe realizarse con un plan, con un objetivo claro de usar de la forma más eficiente los recursos públicos, y no por caprichos, modas o intereses ocultos.

300.000 o 400.000 €, habrían ayudado a muchas empresas, a muchas familias, a muchos hogares, … o en su defecto se podrían haber invertido en nuevos servicios, prestaciones, etc. sin embargo, volvieron a preferir despilfarrarlos demostrando la completa desconexión existente entre los altos cargos públicos (técnicos y políticos, pues en este caso creo la culpa es compartida, entre los técnicos que prefieren decantarse por soluciones más comerciales y que pueden tener más intereses ocultos y los políticos por no vigilar que se cumpla con las premisas básicas de cualquier administración pública).

Pero es que el despropósito no se queda ahí, y a eso hay que sumarle casi otros 400.000 + IVA en renovar todos los móviles y smartphones del senado, 440 para ser exactos.  Yo creo que no hay derecho, que no es normal este constante despilfarro, que ya está bien, que hay mucha gente pasándolo realmente mal.

Para terminar, y ahora no el senado, si no el Congreso, también tenemos el caso de los Ipads perdidos o mejor dicho renovados, que con dinero público todo es muy sencillo.  Y es que como dice Juan Carlos Blanco en su post sobre este asunto:

“…éste es el típico ejemplo de cómo cargarse la imagen de los políticos mediante el simple recurso de portarse como personas ajenas a la realidad que les rodea. Siempre he defendido a la clase política frente a esos linchamientos a los que son sometidos, en muchas ocasiones de manera injusta y desde posiciones extremistas y totalitarias. A veces es difícil mantener esa defensa. Ésta es una de esas ocasiones.”

En este día...

3 comentarios en “Ahora es el Senado el que desprecia la realidad en la que está sumergida la ciudadanía

  1. palomitaquince

    Totalmente de acuerdo contigo. Cuando vi la barbaridad que se habían gastado pensé que por qué no habrían usado un CMS libre. Pero está claro, pagamos nosotros y da lo mismo. Y si sale un modelo nuevo de iPhone hay que comprárselo a los señores congresistas porque lo necesitan para “trabajar”. Que les pongan un móvil normalito para llamar y enviar mensajes y punto, y en vez de tablets de 700 euros un portátil que es más práctico y se podría comprar a empresas españolas.

    Tú lo has dicho, no todos serán malos por el hecho de ser políticos pero es que parece que se vuelven así cuando llegan al poder.

Deja un comentario